Sociedad / 27 de febrero de 2018

Bailando 2018: Vidriera repetida

Los famosos sacan a relucir las mismas polémicas que le año pasado para el show.

Por

La temporada veraniega va llegando a su fin y los artistas buscan la manera de mantenerse en el candelero el resto del año. Y, desde hace ya mucho tiempo, el camino que muchos encuentran es formar parte del “Bailando”. Y aunque falten más de 50 días para la vuelta de Marcelo Tinelli a la TV ninguno quiere arriesgarse a no ser incluido. Sin embargo, estos adelantados, no tuvieron tiempo de pensar nuevas ideas y buscan volver a la pista a caballo de los mismos escándalos del año pasado. Un marketing repetido.

Loop

Una pareja surgida de las entrañas del “Bailando” es la que pica en punta. La relación entre Federico Bal y Laura Fernández ha tenido muchas idas y vueltas y todas han sido televisadas con lujo de detalle. Por eso, su reciente distanciamiento les asegura un rol protagónico.

A principios del 2017, la pareja se mostraba feliz. Sin embargo, antes de que el programa comenzara, una infidelidad de él provocó la ruptura. Siguieron semanas y semanas de Bal en búsqueda de recuperar su amor. Hasta que por fin llegó la reconciliación cerca de mitad de año. Tras otra infidelidad de Bal, tendrán material de sobra también este 2018.

Desde la flamante productora de Tinelli, Laflia, trascendió que ambos ya tienen el lugar asegurado, por lo que tendrán muchas horas televisivas para retomar la relación, separarse o pasarse todo el año amagando.

Otra que ya tiene el lugar confirmado es Naiara Awada. La sobrina presidencial debió abandonar el certamen en 2017 y este año irá por la revancha. Para asegurarse su lugar, la joven volvió a sacar los trapitos familiares al sol. Sabe que las internas del clan Awada y las diferencias con el presidente Mauricio Macri le posibilitan entrevistas y móviles en vivo. Tinelli ya se relame pensando qué bomba con eco en la Casa Rosada tendrá guardada la joven actriz.

Con otra estrategia, Gladys “La Bomba Tucumana” también entró en carrera. La cantante tomó notoriedad el año pasado provocando. En el 2017 dio detalles sobre su vida sexual, sus parejas e incluso historias del pasado. Este año, “La Bomba” ya sacó a relucir su costado sexy amagando con posar desnuda para una revista.

Así, mientras Tinelli debió crear una nueva productora, cambiar el nombre del programa e incluso dejar el tradicional latiguillo “Buenas noches, América”, los concursantes del “Bailando” no se aggiornan. Por el contrario, prefieren recurrir a la misma fórmula que ya les dio resultado para asegurarse un lugar en el show. Viejos escándalos para una nueva pista de baile.