Economía / 28 de febrero de 2018

Para la Red de Justicia Fiscal de América Latina, el caso Caputo viola la ley de ética

El secretario de la Red de Justicia Fiscal de América Latina, Adrián Falco, opina sobre macrismo y offshore.

Por

Primero fueron Panamá Papers, después Paradise Papers, después el caso Valentín Díaz Gilligan. Las historias de funcionarios del gobierno de Mauricio Macri en sociedades offshore se repite, aunque por ahora sólo ha renunciado el que fuera subsecretario general de la Presidencia y no el ministro de Finanzas, Luis Caputo, que anoche fue ratificado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Para el secretario de la Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe, Adrián Falco, “crecen las pruebas de cómo opera el mundo offshore, es el mal hábito de contadores y abogados e intermediarios que construyen grandes estructuras fiscales para ocultar la riqueza de los poderosos y/o evadir/eludir el alcance de los fiscos”.

Falco opina que el caso Caputo “es el final del argumento que dice que operar en guaridas fiscales no es delito”. “Está claro que quien opera en las sombras de las finanzas no está interesado en que sepamos quién es o qué hace. Si bien en la Argentina no está tipificado en el Código Penal, viola la ley de ética pública en el caso del ministro. Hay un claro y evidente conflicto de intereses. La omisión de información por parte de Caputo fue condición ineludible para su nombramiento como ministro de Finanzas. De otra manera su nombramiento hubiese sido observado, sin dudas. Nadie se olvida de declarar que tiene o maneja cuentas con millones de dólares de empresas que además estaban en litigio con el Estado por el conflicto con los buitres. Omitió declarar su participación en 2015 (periodo 2014) y 2016 (periodo 2015). Peor aún son las explicaciones que propone el Gobierno: ‘No son hechos de corrupción’, dicen. Como si la corrupción sólo fuesen sobreprecios en la obra pública o en la compra de insumos para hospitales por citar dos ejemplos clásicos. Aun esperamos que la Justicia nos diga qué empresarios llenaron los bolsos de (José) López”, recuerda Falco al ex secretario de Obras Públicos de los 12 años de kirchnerismo.

“No son casos aislados: es el comportamiento histórico de las elites económicas de la Argentina, de la patria contratista”, opina Falco. Luego enumera otros funcionarios que participaron de sociedades offshore: Macri; su primo Jorge, presidente del Grupo Banco Provincia e intendente de Vicente López; el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas. “No son funcionarios de cuarta línea. Aquí hay una forma de hacer negocios, una forma de operar, ahora, a través del Estado”, opina el secretario de la Red de Justicia Fiscal.
“La política del Gobierno de desregular los controles en materia de finanzas apunta claramente a favorecer a sectores que necesitan tener circuitos de circulación de dinero lejos de la mirada del fisco y de la población en general”, advierte Falco. “Es necesario poner el foco en la regulación, transparentar el mercado financiero, conocer a los beneficiaros finales de las empresas, los fideicomisos, etc. Necesitamos que los fiscos intercambien información de manera automática para saber cómo gravar las grandes fortunas, las grandes ganancias”, agrega el también coordinador del área de integración regional y financiamiento para el desarrollo de la Fundación SES.