Economía / 1 de marzo de 2018

Mentiras, verdades, proyectos y omisiones de Macri sobre economía

En el Congreso, el Presidente arrojó cifras y prometió leyes, pero no la reforma laboral de 2017.

Por

Mauricio Macri en la apertura de sesiones en el Congreso. (Foto: Mario De Fina).

Mauricio Macri lanzó este 1º de marzo una de esas frases que pueden condenarlo o dejarlo como un profeta. “Lo peor ya pasó y ahora vienen los años (en) que vamos a crecer”, soltó en la tercera apertura de sesiones ordinarias del Congreso que protagoniza.
Entre los invitados lo escuchaba uno de sus antecesores, Eduardo Duhalde, que en la misma semana había advertido: “La situación es muy parecida a la de 2001”. También el que fuera su secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, disparó por estos días: “El Gobierno se endeuda a mansalva y habrá una crisis de deuda”.
Macri, en cambio, sostuvo: “Tenemos que evitar los diagnósticos apocalípticos. Tenemos metas para bajar la inflación, para reducir el déficit fiscal. Y como las vamos a cumplir, vamos a dejar de endeudarnos”. Una semana antes, su ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había admitido en su atribulado viaje a España que la deuda crecería hasta llegar a un “pico” en 2020 y después bajaría.
Dujovne al menos puede estar contento de que en su primer año como ministro, 2017, sobrecumplió la meta de déficit fiscal primario (antes del pago de la deuda), del 4,2% del PBI, al lograr un 3,9%, gracias en parte a 0,2 puntos porcentuales aportados por los recursos extraordinarios del blanqueo impositivo. Lo que no explicitó el jefe de Hacienda es una meta de déficit fiscal financiero (después del pago de los intereses de la deuda), que subió del 5,9% en 2016 al 6,1% en 2017.
El objetivo incumplido ha sido el del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, que prevía una inflación del 12 al 17% el año pasado y terminó con 24,6%. En 2016, el entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, había prometido una inflación del 20 o 25% y acabó con 38%. Pero al menos Macri en su discurso de este 1º de marzo pudo destacar que bajó la inflación entre su primer y segundo año de gobierno.
Reforma laboral. Más allá de los números, la alocución de un presidente de la Nación ante la Asamblea Legislativa sirve para plantear la agenda parlamentaria. Y en ese sentido llamó la atención que el jefe de Estado omitiera referirse a la reforma laboral que en noviembre pasado habían pactado su ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el triunvirato de la CGT y cuyo debate se había postergado para febrero o marzo ante el rechazo del resto del sindicalismo. Macri se limitó a afirmar: “Tenemos que organizarnos para el trabajo del siglo XXI”. Y después mencionó que enviará al Congreso un proyecto de ley de inclusión laboral, que abarca el capítulo de blanqueo que contenía la reforma frustrada. Además nombró un proyecto de ley específico sobre un apéndice esta reforma, tal vez la más amable para la sociedad, la referida a la extensión de la licencia por paternidad, que por ahora sólo es de dos días. Macri también pidió al Congreso que apruebe la demorada ley de mercados de capitales, que ya cuenta con media sanción, pero que quedó empantanada y fue rebautizada como de financiamiento productivo, quizá en un intento por seducir a legisladores reacios a ver la emisión de acciones y deuda corporativa como mecanismo para el fondeo de compañías.
El jefe de Estado también pidió una nueva ley de telecomunicaciones y tecnologías de la información. Telefónica y Claro la esperan con ansias porque el Gobierno ha decidido postergar hasta esa ley su reclamo de que se las habilite a dar televisión satelital, de modo de competir de igual a igual con la Telecom de Clarín, que cuenta con la infraestructura de Cablevisión. Había un borrador de decreto que las autorizaba a ofrecer el servicio, pero en los últimos días de febrero se conoció que quedó en la nada y habrá que aguardar la ley.
El Presidente habló de otra norma: la de integridad pública, que vendría a reemplazar la de ética pública. “No vine a hacer lo que me conviene a mí o a mi Gobierno. En estos dos años, los funcionarios nos pusimos límites como nunca antes para garantizar que no estamos acá para beneficiarnos. Ahora hay reglas sobre cómo mostrar nuestro patrimonio, reglas que estudian y resuelven posibles conflicos de interés y normas que definen límites para nombrar familiar en el Gobierno, entre otras. Y queremos hacer permanentes estos cambios”, dijo Macri, tres días después de que su jefe de Gabinete, Marcos Peña, ratificara en su cargo al cuestionado ministro de Finanzas, Luis Caputo.
El Presidente también pronunció algunos datos polémicos sobre la economía, que el año pasado se recuperó 2,8% tras la caída del 2,3% de 2016. Dijo que el salario ya era mayor al de 2015. Pero no es lo que miden ni las fundaciones FIEL, Mediterránea o la sindical Germán Abala ni el centro CIFRA de la CTA de los Argentinos, según el control del discurso que hizo Chequeado.com. Este portal también aclaró que si bien es cierto el dato de Macri sobre creación de 268.000 puestos de trabajo registrados en 2017, la mitad son monotributistas y sólo un 30% empleados del sector privado. En lo que acertó el jefe de Estado fue al señalar la baja de la pobreza, tema discutido en el viaje de Dujovne. Según la Universidad Católica Argentina (UCA), disminuyó del 29,7% en 2015 al 28,6% en 2017.

 

Comentarios de “Mentiras, verdades, proyectos y omisiones de Macri sobre economía”

  1. Lo cierto es que si a fin de 2018 Macri logra una inflación del 22% o inferior a ese porcentaje podrá hablar de que se transita un camino exitoso. Cabe recordar que desde que se comenzó a medir la inflación Congreso, fué en 2011 cuando se dió el nivel mas bajo; 22,8%.Con la ventaja de que AHORA, no hay CEPO ni subsidios como los que había entonces para GAS,AGUA,LUZ Y TRANSPORTE PUBLICO, sobre todo para la CABA Y CONURBANO.Si bien sigue sindeo un escandalo una inflación de dos dígitos, reafirmaría la posición de que se está en un camino de normalización GRADUAL, con todos los costos que ello acarrea para la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *