Política / 4 de marzo de 2018

Chubut, uranio y amiguismos

Quién es el único empresario de la visita M a Rusia. Choques entre Nación y la provincia.

Por

Adra fue el único empresario en la gira de Macri por Rusia y se fotografió con el matrimonio presidencial.

El empresario Omar Adra apura la redacción del contrato para firmar en Rusia. En su empresa se enteraron los últimos días de diciembre que finalmente el acuerdo se cerraría en enero y tuvo que hacer malabares para terminar con un trabajo que arrastraba desde hace años.

La visita del presidente Mauricio Macri a Vladimir Putin fue el marco para la rúbrica del memorando de entendimiento. No podía pedir más: Adra fue el único empresario en acompañar a la comitiva oficial y por lo tanto se convertiría en un actor principal.

El 23 de enero, el empresario argentino, en representación de UrAmerica S.A. y la compañía rusa Uranium One Group cerraron el acuerdo para la exploración y explotación de uranio en Chubut, que promete una inversión de 250 millones de dólares y la generación de 500 puestos de trabajo. A la firma del empresario local la acompañó la del canciller Jorge Faurie, en representación del ministro de Ciencia, Lino Barañao.

Pocos minutos después, Cancillería se apuró a mostrar el primer logro de la gira de Macri por Rusia. Eso provocó ciertos recelos a 17.000 kilómetros de Moscú, en Buenos Aires: Barañao, el más independiente de los ministros, no se había subido a la gira para no robar protagonismo, pero tampoco le agradó que un acuerdo en el que ayudó a acercar posiciones le hubiese pasado tan lejos. Al menos, consideró, debía haberlo comunicado su cartera.
Más allá de pequeños recelos internos, para el Gobierno fue una noticia que servía para mostrar que las inversiones extranjeras llegan.

Pero no contaban con un detalle. En Chubut, el memorando se recibió con enojo: “No conocemos el contenido de eso que trascendió en los medios”, se quejó el gobernador Mariano Arcioni, molesto porque el gobierno nacional se había cortado solo. Y luego generó una polémica que en el gabinete de Macri no podían imaginar: “Los recursos naturales pertenecen a la provincia, así lo regula la Constitución”. Fue el inicio de una batalla que todavía no tiene fin.

En Rusia veían extrañados lo que sucedía: un acuerdo refrendado por el gobierno argentino y desconocido por la provincia en cuestión. Según los interlocutores del Gobierno, todavía les cuesta explicar que en Argentina pueden aparecer este tipo de imprevistos.
Batalla interna. El problema del uranio fue el inicio de una serie de inconvenientes que se hicieron visibles en el 2018. Aquejados por la deuda, en Chubut necesitan de la asistencia nacional, pero a la vez se muestran reticentes en la cuestión minera. “Lo estamos acompañando, le dimos préstamos. Pero nos cuesta entender al gobernador Arcioni”, le dice a NOTICIAS un funcionario con despacho en la Casa Rosada.

El lunes 19 de febrero, Rogelio Frigerio anunció que prestaría a Chubut 708 millones de pesos para refinanciar su deuda. Era la segunda asistencia que llegaba de Buenos Aires en el año: la primera había aparecido en enero cuando nación le giró 400 millones “para atender necesidades financieras de la provincia”, según indicaron desde el Ministerio del Interior.

A cambio de ese gesto, esperaban una buena recepción del ministro de Energía Juan José Aranguren, que iba a Chubut el día posterior del flamante préstamo. Nada de eso sucedió: el martes 20, el ministro intentó iniciar la discusión sobre un acuerdo minero, pero Arcioni no se hizo presente. “No venimos a imponer nada, pero sí a abrir el debate”, dijo Aranguren ante el auditorio donde había intendentes, dirigentes políticos y sindicalistas.

“No fue una buena jugada política. El gobernador consiguió la plata que quería y no nos ayuda con lo que necesitamos”, dijo por lo bajo un funcionario sobre la estrategia de Frigerio. En el Gobierno insisten con que son dos cuestiones independientes, pero que de todas maneras es cierto que no terminan de limar asperezas con el hombre que asumió la gobernación tras la muerte de Mario Das Neves, en octubre del 2017.

La cuestión minera no es un tema fácil para la provincia: según confían expertos en el tema a NOTICIAS hay además un trasfondo de corrupción para desarmar, aunque poco de lo que dicen que sucede fue denunciado en la Justicia.

Mientras tanto, el acuerdo con Rusia duerme el sueño de los justos. Adra, el excéntrico empresario que descubrió NOTICIAS, espera para avanzar y mientras tanto sigue viajando por el mundo. Hace pocos meses, visitó al embajador Ramón Puerta en España y compartió aventuras con el ministro de Ciencia Lino Barañao, con quien se animó a disfrazarse en Kazajistán. Justamente allí, vieron una cuenca de uranio similar a la argentina. Ese modelo de exploración y explotación es el que quiere replicar en el país.
Para ello, el Gobierno tendrá que acercar posiciones con el gobernador de Chubut. Y ya tienen probado que eso no será una tarea fácil.

 

3 comentarios de “Chubut, uranio y amiguismos”

  1. ¿Es un gobernador de “LA RESISTENCIA” o se opone con fundamentos medioambientales? Debería analizar en profundidad está OPORTUNIDAD, no sea cosa que la pierda y la historia lo tendrá muy presente de como por “aguantar los trapos” no le dió una oportunidad a su provincia mas si genera 500 puestos de trabajo que para Chubut es un montón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *