Política / 12 de marzo de 2018

Aníbal Ibarra se fue, pero sigue con la defensa de CFK

Había sido designado como abogado de Cristina Kirchner para preparar el juicio oral por el pacto con Irán, pero duró apenas una semana. El motivo de su salida.

Por

El ex alcalde porteño, Aníbal Ibarra, tuvo un episodio que lo puso en el centro de la polémica. Había sido designado como abogado de Cristina Kirchner para preparar el juicio oral por el pacto con Irán, pero duró apenas una semana. El motivo de su salida fue que de inmediato comenzaron a circular reproches por la tragedia de Cromañón.

En La Cámpora, lentos de reflejos, le recomendaron a CFK deshacerse de él, porque no querían que la tragedia del boliche bailable de Once quede atada a Cristina. ¿No previeron que eso podía suceder? Ibarra ya era defensor de Oscar Parrilli, pero al convertirse en abogado de Cristina los conflictos se iban a potenciar.

Junto con Ibarra había asumido también Roberto Boico. Ambos defienden a Parrilli. Boico no renunció a la defensa de CFK, es decir que la decisión de correr a Ibarra fue sólo una estrategia de comunicación, porque el ex jefe de Gobierno porteño seguirá trabajando en la estrategia.