Personajes / 27 de marzo de 2018

Paula Kohan: “No viví el machismo en el ambiente”

Actúa en “Los tutores” y creó una marca de ropa junto a Celeste Cid. Soledad, maternidad y amistades en el medio.

Foto: Marcelo Escayola.

Para Paula Kohan su pasado representa la prueba de que las cosas pasan por algo. Siente que los puntos de su vida se fueron uniendo para dar forma a su ahora, que está marcado por una carrera en crecimiento, con nuevos emprendimientos, y en lo personal, por un momento de introspección. En un bar del Paseo La Plaza, horas antes de arrancar una nueva función de “Los tutores” (comedia seleccionada en el Concurso Contar 3), la actriz, que también se desarrolla en el rubro textil con la marca Cid Kohan, confiesa que atraviesa una etapa en la que busca romper con sus propios límites.

Noticias: En “Los tutores” representa a una madre adepta al yoga, a la meditación y a todo lo que vaya por esta línea, ¿se identifica o es un mundo que le resulta extraño?
Paula Kohan: Mi personaje es una mezcla de amigas. Yo fui muy escéptica durante mucho tiempo: las cosas tenían que ser probadas con hechos. Pero desde hace unos años empecé a creer que por algo sucedía lo que sucedía. Sentía que los puntos de mi vida se habían unido, y cuando miraba para atrás, le encontraba un sentido a todo lo que me pasaba. Algunas situaciones me hicieron pensar que realmente había algo superior a nuestro entendimiento desde lo mental.

Noticias: ¿Es cabulera?
Kohan: No soy cabulera pero sí le tengo mucho respeto a las emociones que se juegan antes de una función o de un estreno. Soy una actriz que se pone nerviosa antes de salir a escena. Pero esos nervios son los que me generan la certeza de que algo está vivo, desconfío mucho si me siento muy tranquila a la hora de actuar. Te redoblan la apuesta. De hecho, me gusta saber quién viene al teatro. El otro día vino Julio Chávez y me hubiera encantado saber que iba a estar porque me genera una adrenalina positiva.

Noticias: ¿Estrategias para manejar esa adrenalina?
Kohan: Tengo algunas cosas como respirar antes de salir a escena, en general vocalizo bastante. Trato de tener pensamientos positivos. Y si es negativo, trato de usarlo para la función. Por ejemplo, estaba haciendo una función de “Baraka” muy dolida porque ese día se me había muerto mi perrita y traté de incorporarlo. Intento poner al servicio del personaje y de la obra cosas que me pasan en el día. Y no por eso salir a hacer un drama. Estar en el aquí y el ahora. Que implica estar consciente de lo que está pasando. Cuando tenés muchos años de oficio, la función puede salir de forma mecánica. Trato todo el tiempo de salir de esos lugares de mecanicidad y estar presente, que no es nada fácil. Porque cuando tenés oficio, acudís a ciertas ayudas que te permiten hacer la función sin estar conectada con lo que pasa.

Foto: Marcelo Escayola.

Noticias: ¿En qué momento decidió que lo suyo sería la actuación?
Kohan: De chiquita, a los seis años. Fui a la escuela de Hugo Midón, estuve tres años ahí. Vengo de una familia donde la premisa era estudiar en la UBA; mi papá es del Chaco, mi mamá de Entre Ríos. Siempre me inculcaron que había que formarse, entonces nunca estuvieron muy de acuerdo en que trabaje antes de estar formada. Por eso hice el camino de estudiar en el Conservatorio y, cuando estaba en el último año, me presenté a las audiciones de “Baraka”. Quedé, y a partir de ahí, trabajé ininterrumpidamente.

Noticias: ¿No vivió esa etapa de rebotar en castings por la que suelen pasar los actores?
Kohan: Sí, obvio, me estrolé contra el pavimento miles de veces. Eso me ayudó un montón. Antes de “Baraka” me escapaba e iba a castings sin decir nada a mis padres. Me mandaba a todos lados. Algunos re truchos, que tenías que pagar, y me escapaba corriendo. Tenía 16 años y muchas ganas de trabajar. Esas cosas te forman también. A la vez, tenía una personalidad muy productiva, de querer generar mis proyectos, de la dirección, de crear equipos. Hay algo ahí que se gestó desde muy chica. Y lo empecé a materializar cuando estaba terminando el Conservatorio, cuando armamos una de las primeras series web de la Argentina, y conseguí esponsor. Me di cuenta de que la gestación de una idea me apasionaba tanto como actuar.

Noticias: ¿Tuvo frustraciones también?
Kohan: Sí, claro. Las veces que no quedé en un casting, pero ya no me pasa. Entiendo que algo es para mí o no es para mí. Y haber repartido los horarios de trabajo en tres disciplinas (la actuación, su etiqueta Cid Kohan y el manejo comercial de marcas que recién arrancan) me generó que cuando una no está sucediendo, está sucediendo la otra, entonces ya no siento tanto esa frustración.
Hace dos años, Paula fundó Cid Kohan junto a su amiga Celeste Cid. “Un día tomando la merienda nos confesamos nuestro deseo de tener una marca de ropa, y que ya lo habíamos intentado con otras amistades pero no funcionó. Arrancamos yendo a Once a comprar una tela para hacer un vestido y creció un montón. Empezamos a tener ideas creativas y buscamos una diseñadora, para que nos acompañe alguien que haya estudiado”, cuenta Paula. Las actrices se conocieron en la infancia: los sábados se encontraban en un local de ropa que, por ese entonces, vestía a Celeste (trabajaba en “Chiquititas”) y Paula iba a mirar la colección. De más grandes, el azar las volvió a cruzar: se mudaron al mismo edificio y empezó a forjarse la amistad.

Noticias: Suele decirse que son difíciles las amistades en el medio, ¿es un mito o su amistad con Celeste Cid es una excepción?
Kohan: Mito total. Pero lo que pasa es que las amistades tienen que ver con los proyectos. Quizás en un proyecto te hacés muy amiga de alguien, pasa el tiempo y después ya no lo ves tanto pero te reencontrás y hay mucho cariño. Pero no creo que tenga que ver con el rubro sino con que conectás o no conectás. Con Celeste nos queremos mucho, nos conocemos desde los 10 años. Y varios años después coincidimos viviendo en el mismo edificio. Mucha emoción.

Noticias: Hablando de amistades, ¿es verdad que hizo de celestina entre Guillermina Valdes y Marcelo Tinelli?
Kohan: No siento que sea así, no fui celestina.

Noticias: ¿Y cuál es su relación con ellos?
Kohan: Simplemente era y soy amiga de los dos.

Noticias: ¿Cómo están distribuidos los roles en su marca?
Kohan: Toda la parte comercial y el día a día lo hago yo porque me gusta. A Cel le gusta más la parte artística y a mí me gusta dirigir la batuta. En su momento me pareció que teníamos que tener abierto el showroom y la venta online a todo el país y fue acertado. Empezamos a vender igual que en el showroom. Obviamente nos asesoramos.

Foto: Marcelo Escayola.

Noticias: ¿Se mandó alguna macana de principiante?
Kohan: Un día la diseñadora, que es un crac, pero tampoco tenía mucho oficio, me dice: “Pau, ¿agotamos tela?”. Agotar tela es acabar el rollo. Agotamos un montón de telas. Otro día me llama la persona que me maneja los números y me dice: “¿Viste el chistecito de agotar tela? Sale un millón de pesos más”. “¿Y ahora qué hago?”, pensaba. No le quería decir a Celeste porque me encargaba de todo eso. Estuve una semana sin dormir. Todas las noches me metía a Instagram y buscaba mayoristas. Me anoté 20. Llamé una por una esa semana. Terminé cerrando en un mes 10 mayoristas y reuní el millón de pesos. También fue la certeza de que la marca funcionaba. Ahí empecé a darle mucha fuerza a la venta mayorista. Es lo que más me apasiona. Hoy ya hay un equipo, somos casi 15 personas. Ya pasaron dos años y pico y fue de mucho aprendizaje.

Noticias: Y con tanto trabajo, ¿tiene tiempo de salir?
Kohan: Soy energética y me apasiona lo que hago, pero me la rebusco para salir a tomar algo o a cenar.

Noticias: ¿Está en pareja?
Kohan: No. Vivo sola. Estuve mucho tiempo en pareja. Me separé hace un tiempito pero estoy bien. Estoy transitando la soledad, que es toda una experiencia para mí. Soy muy compañera, de potenciar al otro… me encanta reírme y disfrutar con mi pareja y hoy estoy viviendo eso conmigo, pongo toda esa energía en mí. Es un aprendizaje.

Noticias: ¿Cuánto tiempo estuvo en pareja?
Kohan: Ocho años. Después estuve con otra persona.

Noticias: ¿Difícil acostumbrarse a estar sola de nuevo?
Kohan: Hay cierta nostalgia porque además uno proyecta cosas, pero también está bueno que suceda lo que tenga que suceder y no forzar… Las separaciones fueron con cierto dolor porque son muchos años y cosas compartidas, pero terminé bien, con excelente relación. Construyo vínculos tan profundamente que para mí son familia. Terminar sin poder saludarte con el otro no es algo que concibo en los vínculos.

Noticias: ¿Y tiene ganas de seguir un tiempo más sola o le gustaría que aparezca alguien?
Kohan: Prefiero estar sola por el momento, respetando ese tránsito y el día que tenga que aparecer alguien, que aparezca. Pero estoy disfrutando de estar sola, que no tiene que ver con disfrutar de la soltería, estoy disfrutando de estar conmigo. Por ejemplo, me fui sola a Punta de Este, a la casa de una amiga que no estaba, y ahí se armaron miles de planes porque tengo miles de amigos allá. Pero fui sola. No es muy normal en mí hacer eso, soy más de armar grupos.

Noticias: ¿Le atrae la maternidad?
Kohan: Sí, pero los tiempos de hoy se estiraron. No creo que tenga que ser antes de los 30. Veo mujeres que tienen hijos a los 40 y me parece espectacular. Sí me imagino siendo madre y es algo que lo deseo porque me veo en ese rol. Pero sin apuro.

Noticias: ¿Cuál es su postura frente a los acosos?
Kohan: No me molestan en la medida justa. Si es grosero me molesta, pero si es lindo, me halaga.

Noticias: Muchas actrices de Hollywood denunciaron el machismo, ¿pasa lo mismo acá?
Kohan: No, para nada. No siento o no lo viví. Me parece que las mujeres nos hacemos valer muy bien. No solo acá, también a nivel mundial, creo que hay una voz femenina muy presente y potente.

 

Agustina Mussio
@agustinamussio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *