Personajes / 5 de abril de 2018

Carmela Bárbaro: “No descarto hacer política”

Es Licenciada en Ciencias Políticas y panelista en “Los ángeles de la mañana”. Determinación, maternidad sola, feminismo y papá Julio.

La hija, la ex, la mamá; del político Julio, del conductor Gerardo, de Elena Rozín (7) y de Manuel Bárbaro (2): Carmela carga con el peso de Google sobre su nombre. Pero su perfil no se parece a nadie, pedazo de mujer que combina nariz filosa y ojos divinos, energía firme e inspiración, la academia y la calle, el ateneo y la peluquería. Sin exagerar poses, lleva alto la bandera de Licenciada en Ciencias Políticas y la participación en el panel variopinto de “Los ángeles de la mañana” (El Trece).

Noticias: Igual que Marina Calabró, que estudió Ciencias Políticas y después…
Carmela Bárbaro: ¿Cómo terminé acá? No sé, la vida me llevó.

Noticias: ¿Nunca siente contradicción? ¿Ganas de hacer política?
Bárbaro: No. Hago política todo el tiempo. La vida es política, que hable del “Bailando” no significa que no me plante con determinados temas. Ni la investigación ni la docencia, como te dicen en la UBA, eran caminos para mí. Me encontré con gente que supo ver otra parte de mí: sentido del humor, creatividad, así entré en los medios. Hacía una columna seria con Rolando Graña y terminé hablando de minas solteras en lo de Beto Casella y esa parte graciosa es tan mía como la otra. No las separo.

Noticias: Estuvo cuatro años en el “Diario de Mariana”. ¿Por qué pasó con De Brito a un formato más chimenteril?
Bárbaro: Es la misma productora, Mandarina. Me lo ofrecieron y el horario me venía fabuloso por los chicos. No fue un salto tan vertiginoso.

Noticias: ¿Es amiga de alguna de las panelistas?
Bárbaro: No. Tengo más afinidad con Nequi (Galotti). Ella también tiene un hermano discapacitado. Soy cercana a Analía (Franchín) porque se sentaba al lado (ya no está en el programa) y comentábamos mucho. No somos un grupo de amigas. Pero no es algo malo, tengo poco tiempo libre y corro todo el día, como los que tenemos chicos.

Noticias: Usted fue la que menos le pegó a Nancy Pazos (que tampoco está más). Porque le han pegado mucho, ¿no?
Bárbaro: El conflicto garpaba y les resultó a todas pero, como los juegos mediáticos, se te van de las manos. Nancy se ocupó de tener un problema con cada una. Con algunas lo resolvió y con otras, no. Por otro lado, están las redes sociales y es difícil poner el límite. Se crea una gran pelea de lo que fue un malentendido.

Noticias: El año pasado bailó con Yanina Latorre en “ShowMatch”.
Bárbaro: Sí, entendí que Yanina pasaba un momento complicado como mujer, mamá, esposa, como persona. Era de esperarse que tuviera algún desborde porque la pasó mal.

Noticias: ¿Es feminista?
Bárbaro: Absolutamente sí. No lo fui siempre, pero basta con informarse. Estamos en una sociedad desigual, injusta para hombres y mujeres. Hay cosas con las que estoy de acuerdo y otras las vamos a discutir cuando tengamos pleno derecho. Ahora hay que ir por todo, no se puede ser tibio.

Noticias: Por su maternidad sola por elección, fue criticada de egoísta.
Bárbaro: No me arrepiento. Hay una parte egoísta que me va a reclamar mi hijo y nadie más. La decisión de tener un hijo es egoísta porque es un deseo individual de realización. Antes se creía que los hijos eran fruto del amor entre mamá y papá pero, de pronto, parece que la gente que no se amaba tenía hijos, que la gente que tenía accidentes tenía hijos.

Noticias: Además, si se aborta porque no se desea ese embarazo, también cae la acusación de egoísta.
Bárbaro: Los hijos los tienen las personas, no los matrimonios. Es un deseo individual que se negocia con el otro, y si tenés suerte, lo tendrás de a dos. Hay hombres que quieren tener hijos y la mujer no quiere o al revés. Hay parejas que se separan y hasta algunos años sólo podía realizarse con el deseo de los dos porque no estaba la ciencia para ayudar.

Noticias: ¿Gerardo Rozín cómo tomó esta decisión?
Bárbaro: Se lo tomó bien, estuvo al tanto. Hablo mucho con él, es el papá de mi hija.

Noticias: ¿A sus padres cómo les cayó?
Bárbaro: A mi mamá le costó un poco. Están separados. Con mi papá, preparé la situación, es un tipo grande. Siempre le vengo con algún quilombo. Me dijo: “Te felicito, me parece muy bien”. No sé si lo pensaba pero era lo que necesitaba escuchar.

Noticias: ¿Cómo se arregla con trabajo y dos hijos? Hace mucho escribí que toda mujer necesita una esposa.
Bárbaro: Claro, porque aunque contrates gente para cuidar a tus hijos, la culpa la sentís. Si la cuida tu esposa, no te sentís en falta. Ningún marido se siente en falta. Si la cuidara mi mamá no me sentiría en falta. Pero no está ni mi mamá, ni mi esposa, ni nadie. El laburo me permite estar un rato con los dos, ir a buscar a la nena al colegio y la cena todos juntos.

Noticias: ¿En la adolescencia sufrió un cáncer?
Bárbaro: Sí, un cáncer de la cadena ganglionar que no se opera, en general, se hace quimio. Tiene buen pronóstico pero la situación te paraliza la vida. Un año te lo perdiste.

Noticias: ¿Perdió un año del colegio?
Bárbaro: No, fui igual, soy testaruda. Estando internada, el director me quería mandar a mesa de examen y me enojé. “Estás loco, ¿te parece que puedo estudiar Historia, con estos cables, pelada, con 42 kilos?”. A los 16, no te preguntás cuál es la consecuencia. Es lo que tenés que hacer para seguir vivo. Creés que sos inmortal y, de repente, nada. Mis amigas estaban en otra, me costó reincorporarme. Ya no fui más adolescente después de eso. No es que soy valiente, no tenés opción.

Noticias: ¿Con su papá, políticamente, discuten o van en el mismo sentido?
Bárbaro: La mayoría vamos en contra. Lo admiro porque se la juega. Está convencido de que puede haber un país mejor y quiere armar grupos. ¡Los esfuerzos que hacía para llevarla a Carrió a comer con Cristina! Tiene esa convicción de transformación. Creía que Macri era la mejor opción, no una buena, y está desilusionado. Pensaba que iba a ser un gobierno más dialoguista. Nunca pensé que Macri era mejor. Tampoco me parecía fantástico Scioli. Me da tristeza que cuando los argentinos elegimos, sea entre opciones que nos parecen malas.

Noticias: ¿Votó en blanco?
Bárbaro: No voté porque soy ciudadana española. Nací en el exilio. No estoy nacionalizada porque no hice el trámite, tengo que poner un abogado. Sobre todo porque no descarto hacer política pero mientras no tenga una ciudadanía plena, no puedo.

Noticias: ¿A quién se acercaría si empezara ese camino?
Bárbaro: No sé. Es difícil de definir. El kirchnerismo peleó por derechos fundamentales y no hay vuelta atrás. El cambio cultural fue profundo y le puso esa presión, inclusive, al macrismo. El Metrobús anda bien pero cuando se quieren sentar a discutir el número de desaparecidos… los jubilados, me preocupa que el hilo se corte por los más vulnerables. Puedo estar de acuerdo con medidas puntuales de los dos gobiernos y de anteriores también. Ahora, en cuestiones ideológicas, me siento cercana al gobierno anterior.

Noticias: Desde el año pasado está sin pareja. ¿Qué es lo que ya no soporta de una relación?
Bárbaro: ¡Estoy de flexible! (risas). No me banco que no tenga sentido del humor. No se puede pedir todo a una persona: que te guste, que te caliente, que comparta tus gustos y que sea un desafío intelectual. Con que haga dos o tres cosas bien, estamos listos. Para lo demás, tenés tu propio mundo. La vida te va cambiando. Puedo hacer cosas solas sin tener que compartir todo el tiempo. Pero la salida de solteras me deprime. El marido de una amiga me consoló diciéndome que tengo más posibilidades que una soltera más joven porque estoy relajada. A las más jóvenes se les ven los dientes.

Noticias: Mencionó al pasar a su hermano con una discapacidad. ¿Cómo es él?
Bárbaro: Francisco tiene 29 años, tiene síndrome de Down y vive con mi mamá. Es un avión: tiene una salud perfecta, fue muy estimulado desde chico. Trabaja en la UOCRA, se pone el despertador, va a trabajar solo, se cambia, se toma el bondi, vuelve. Tiene una vida independiente, amigos, hace asados; algunas cosas no le salen pero tiene una vida propia y es un montón. Quiero decir algo: los certificados de discapacidad se renuevan cada dos años. ¿Qué esperan? ¿Un milagro, una vacuna?

 

Leni González
@LenideEscalada

 

Comentarios de “Carmela Bárbaro: “No descarto hacer política””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *