Personajes / 12 de abril de 2018

Eduardo Novillo Astrada: “No queremos que el polo sea un club de amigos”

Preside la Asociación Argentina de Polo y busca democratizar el deporte de elite. El falso glamour, marca argentina y negocios.

Inquieto pero con ese dejo reposado de hombre de campo, Eduardo Novillo Astrada (h) está cómodo en el doble rol de polista profesional en actividad y presidente de la Asociación Argentina de Polo. Proveniente de una de las dinastías familiares que dominan el deporte de los tacos y los caballos, se plantó en la vereda opuesta a la hora de mantener inalterables las tradiciones, y con una visión más empresaria que de estanciero, enfocó los recursos en búsqueda de un público fresco, de nuevos aliados y una aggiornada mirada a las consignas sociales y de género, para frenar la caída de un deporte caro y elitista. Padre de los mellizos Justo y Cruz (18) , de Lucio (11) y de Tristán (2 meses), el hijo que tuvo con la bella ex supermodelo puertorriqueña y fotógrafa, Astrid Muñoz, su esposa desde hace cinco años, asegura que su único objetivo incumplido es que a pesar de tener el número ideal, sabe que no logrará emular aquel famoso dream team de La Aguada con el que hizo historia cuando, por primera vez, un equipo de hermanos ganó la Triple Corona: “Tengo la mira puesta en Tristán porque a los más grandes o les interesa más la pesca o son zurdos. ¡No me resigno a que no salga un polista de mi familia!”.

Noticias: Pasó de estar montado en un caballo a sentarse en el sillón de Presidente de la Asociación de Polo. ¿Cómo resultó esa transición?
Eduardo Novillo Astrada (h): A fines del 2016 estaba jugando y era presidente de la Asociación de Jugadores. No estábamos muy de acuerdo con la dirigencia de la Asociación de Polo y queríamos un cambio. Durante la reunión, me levanté para ir al baño y cuando volví, me habían puesto de candidato… ¡y yo ni enterado!

Noticias: Una sorpresa, pero no se negó…
Novillo Astrada: Inesperado, pero fue un honor. Después ganamos las elecciones y acá estoy. La clave fue armar un buen grupo de trabajo con gente copada.

Noticias: El polo es un deporte tradicional. ¿Qué era lo que tanto querían cambiar?
Novillo Astrada: Para empezar, cambiar ese concepto tradicionalista del polo. Hay que darle una vuelta de tuerca. El presidente anterior tenía 78 años y yo tengo 44, hay una cuestión generacional. Además, él no era profesional y eso es una ventaja porque estoy aggiornado frente al cambio que han sufrido los deportes, y de los que el polo no está exento. No queremos que el polo siga siendo un club de amigos. Buscamos un manejo empresarial. Se había cerrado en el polo de alto nivel, en el Abierto Argentino, que le da de comer a la asociación, pero nos habíamos olvidado de la base de la pirámide: promover el polo desde abajo y en el interior.

Noticias: La Triple Corona es una final para los porteños, de un deporte de campo y del interior.
Novillo Astrada: Eso es lo que quedó olvidado, el origen del polo. Es un deporte de campo. Por eso armamos un tour de polo por el interior, con empresas que lo auspicien. Estamos firmando un acuerdo para incluir la televisación de casi veinte torneos. El polo de Palermo no es el único polo.

Noticias: Se refirió a que esta movida provenía de un cambio generacional. ¿No habrá resistencia de los patriarcas polistas?
Novillo Astrada: A mucha gente le resultan difíciles los cambios. Es normal. Los hijos de muchos jugadores están en esta movida, pero lejos de enfrentarnos, queremos respetar a los viejos. Hay que escucharlos. Pero sentimos que durante años todo quedó igual. Tenemos un nivel altísimo de profesionalismo, pero no regulamos el deporte: los clones, la cantidad de caballos, los equipos. El juego se profesionalizó pero las reglas seguían a la marchanta. Ahora regularizamos y dinamizamos los torneos y rejuvenecimos Palermo. Nuestro principal objetivo es popularizar el polo.

Noticias: Se dice que por sus costos y su difícil acceso, el polo mundial es un deporte en baja.
Novillo Astrada: Jugué la final de Palermo con gente que miraba desde la reja y ahora no llenábamos ni Dorrego. El deporte está sufriendo una crisis. Por eso hay que unirse. Los argentinos somos los que ponemos la marca en el mundo. Ahora, por primera vez, tenemos la presidencia de la Federación Internacional con Horacio Areco. Así vamos a unificarnos a nivel mundial, con las mismas reglas y organizarlo como un deporte profesional.

Noticias: ¿Cómo se populariza un deporte al que no muchos pueden acceder?
Novillo Astrada: La palabra correcta sería masificar. Hablo de ver y disfrutar el polo, no sólo practicarlo. En la Argentina hay tres pasiones: el fútbol, el automovilismo y el caballo. Somos un país burrero. En polo somos los mejores del mundo, el tango habla de los burros, acá enfrente está el Hipódromo. Hasta ahora, el deporte ecuestre no supo comunicar su esencia ni acercar a la gente al caballo. Pero los que tenemos que ver con esta pasión, nos unimos para promover un cambio a través de un Plan Hípico Nacional. El 1 de mayo se viene en Palermo el primer “Festival Caballo Argentino” cuyo objetivo es realzar la figura del caballo y posicionar a la industria hípica argentina en el mercado interno e internacional.

Noticias: La movida en el último abierto estuvo apuntada a público millennial, ¿tuvo buenos resultados?
Novillo Astrada: Tuvimos una repercusión positiva y 30% más de público. Apuntamos a la gente joven porque está abierta a las nuevas experiencias. Queremos que crezca con el caballo y que no sienta que el polo es elitista.

Noticias: Muchos han desmitificado al glamour del polista diciendo que era “un tipo que come milanesa y que muchas veces no terminó la primaria”, ¿es verdad?
Novillo Astrada: Si quieren decir que son tipos sencillos, es verdad. El glamour no se le va a quitar nunca porque jugar al polo es difícil. El polista tiene una parte glamorosa, la punta del iceberg. Pero lleva una doble vida: cena caviar con un rey y desayuna mate con los petiseros.

Noticias: Una anécdota de su vida glamorosa.
Novillo Astrada: Una vez estaba en Inglaterra jugando un partido de exhibición contra el Príncipe Carlos y su hijo Harry y me fui a buscar un taco. Había un chico con una chica apoyados en mi auto. Los saludé sin mirarlos, pero les puse cara de “no me gusta que estén ahí”. Cuando terminó el partido, el chico le dice a Carlos: “Hola papá”. ¡Eran William y Kate, me quería morir!

Noticias: Padres, hijos, hermanos… ¿No es un deporte medio endogámico, de dinastías familiares?
Novillo Astrada: Diría que es un deporte familiero. Queremos inculcar eso, desde el que juega o trabaja, hasta el que mira, esté toda la familia acompañando.

Noticias: Este costado inclusivo está en sintonía con la movida feminista de Palermo al incorporar Polo de Mujeres.
Novillo Astrada: Tuvimos que derrumbar mitos enormes. Tuvimos mucho comentario machista sobre “la aberración de poner una competencia femenina en la cancha 2 de Palermo el día de la final”. Pero después esos mismos te alababan “ese partidazo a cancha llena”. El polo femenino creció muchísimo en los últimos años y lo vamos a apoyar. Además, como la Asociación de Polo Argentino es como la FIFA, y lo que sale de acá se copia en el mundo, las chicas van a pisar fuerte en todos lados.

Noticias: ¿Cuánto gasta un patrón para mantener un equipo?
Novillo Astrada: Para un nivel A, entre dos o tres millones de dólares por año.

Noticias: No es un deporte que reporte ganancias, ¿por qué lo hacen?
Novillo Astrada: Muchos lo empiezan por status, después se vuelve adictivo. Pero se hacen muchos negocios en una cancha de polo.

Noticias: ¿El polo puede ser un buen negocio para la Argentina?
Novillo Astrada: Es lo único en lo que somos los mejores del mundo. En noviembre, visita la Argentina gente poderosa para ver polo. La idea es que se enamoren del país por el polo y busquen una excusa extra para venir y que se arme un negocio. Como el australiano Kerry Packer, patrón de Ellerstina, que creó la exportadora de limones San Miguel.

 

Gabriela Picasso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *