Medios / 10 de mayo de 2018

Mirtha sin Martín Fierro: estadísticas de una exageración

La diva quedó afuera de las nominaciones. Ventura lo justificó con que “siempre gana ella”. Pero ¿Siempre gana ella?

Mirtha Legrand no está nominada a los Martín Fierro como mejor conductora. Podría ser una noticia menor, o no ser noticia, pero tratándose de la gran diva argentina, el dato no pasó desapercibido. De hecho, fue la propia Mirtha Legrand quien disparó sus dardos contra la figura de Luis Ventura por, según ella, haberla dejado fuera de carrera.

Ventura, por su parte, habló en el programa Intrusos –vía mensaje de audio por Whatsapp– y sostuvo que se trató de “un acuerdo por el Martín Fierro de Brillantes”, para “sacarla de competencia” porque “ganaba siempre en su rubro”.

Más allá de ventilar que los premios ya no son por calidad o gusto, sino acomodando las reglas, surge una pregunta: ¿En serio Mirtha es imbatible? Los números no parecieran decir lo mismo.

La Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas estableció los premios Martín Fierro con la primera entrega en 1959. Desde entonces, cada año se celebra la gran fiesta de la radio y la televisión argentina, con un único intervalo provocado por la dispersión de APTRA tras los años de la última dictadura militar.

De las 48 emisiones oficiales que ha tenido la entrega de premios, Mirtha Legrand ha sido nominada 21 veces. Y hablamos de Mirtha como persona física y no de su programa, ya que en conjunto, el número supera el doble. Si contamos la primera edición de Almorzando con las Estrellas, en 1968, Mirtha tuvo que esperar 23 años para su primera nominación en 1991, cuando lo perdió en manos de Nicolás Repetto. Por aquellos años, FAX era imbatible y no existía la división de clase por género.  1991 fue el año del debut del Martín Fierro de Oro. También se lo llevaron Repetto y su tropa.

Sin embargo, en 1992 Mirtha fue compensada con un premio doble: Mejor Conducción y el Martín Fierro de Oro. Habían transcurrido 24 años desde el primer programa de almuerzos. Desde entonces, Mirtha inició una racha ganadora que coincidió con su nuevo apogeo en la tevé diaria, repitiendo el Martín Fierro a la mejor conducción en 1993 y 1994.

La racha duró poco y en las ediciones de 1995 y 1997 fue nominada sin llegar a alzar la estatuilla. Pero como todo puede ir peor, en 1998 y 1999 siquiera fue nominada. Desde entonces, Mirtha volvió a la primera plana de los premios de APTRA pero no siempre con resultados positivos: fue nominada diez veces en la década de 2000, pero sólo ganó su categoría tres veces. Sin embargo, fue premiada por afuera de las nominaciones con un Martín Fierro a la trayectoria (2007), El Martín Fierro de Platino de 2008 pareció ser un mimo, pero el premio era para el programa, no para ella como conductora.

En 2012 Mirtha fue nuevamente mimada al ser nominada en la categoría Mejor Actriz por su papel en La Dueña. Perdió frente a Mercedes Morán, quien descolló en El hombre de tu vida.

De 2013 a 2016, Mirtha volvió a la conducción y a las nominaciones, sin ganar ninguna de las veces. Sin embargo, la racha se cortó definitivamente cuando en 2017 se fue triunfante a su hogar. En aquel entonces, APTRA implementó un nuevo premio, el Martín Fierro de Brillantes para premiar a los que ya habían competido en la categoría Martín Fierro de Platino, un galardón que sólo fue entregado cinco veces. Se lo llevó Almorzando con Mirtha Legrand. El programa, no la conductora.

Conclusión: independientemente de las cuestiones internas que pueda percibir Mirtha Legrand respecto de APTRA, lo cierto es que no siempre estuvo en la cresta de la ola, ya que tuvo que esperar más de dos décadas para su primer reconocimiento, y así y todo fue mimada con premios de primera aplicación y demás cosas que sólo contribuyen a la imagen de premiación teledirigida en la que cayó el Martín Fierro en la última década.