Personajes / 12 de mayo de 2018

Mariano Chiesa: “Soy una prostituta de la voz”

Locutor, creador de voces, actor y cantante. Brilla en “Sunset Boulevard” con Valeria Lynch. Pata gastronómica y críticas a la TV.

“Soy una prostituta de la voz”, dice Mariano Chiesa mientras toma su segunda lágrima en un bar de Palermo. Aclara que lo dice con humor y que no quiere ofender a nadie. Válida la aclaración en tiempos tan sensibles. Chiesa tiene una versatilidad vocal envidiable y, gracias a eso, muchos clientes. Es locutor y creador de voces para publicidad, televisión y cine, actor, cantante y, además, conductor de tv.
Ahora surfea una ola inmensa, que lo tiene loco de contento. Protagoniza, junto a Valeria Lynch, el musical “Sunset Boulevard”, de Andrew Lloyd Webber, en el teatro Maipo. Una exquisita producción de Lino Patalano y Gustavo Yankelevich, con dirección musical de Gerardo Gardelín y dirección general de Claudio Tolcachir, que a juzgar por las elogiadas críticas y la respuesta fervorosa del público, promete ser el éxito de la temporada.

Noticias: ¿Cuál es la estrategia para tener tantas facetas laborales y hacer todo bien?
Mariano Chiesa: Pasión, amo comunicar. La venta de un celular, de un polvo para lavar la ropa, una historia. Sueño con esto desde los cinco años. Soy una hormiga, laburo, no paro. Hay un montón de gente que confía en mí y me da trabajo. No puedo fallar. Las cosas no me fueron fáciles, fui cumpliendo las expectativas, pero siempre en base a mucho laburo. Nadie me regaló nada. Y el talento lo desarrollo con cada proyecto. A mí me pagan por aprender.
Estaba en el último año del secundario cuando se le ocurrió escribir una obra de teatro para recaudar fondos para el viaje de egresados. “Mi viejo me volvía loco, yo escribía de noche y él quería que me fuera a dormir temprano. Me tapaba con una manta para que no escuchara el teclado y ponía toallas en la puerta para que no viese la luz. No le gustaba lo que hacía. A mí me gustaba dirigir grupos, actuar, tocar la batucada y la batería en la misa. Finalmente, después de ver la obra, me abrazó llorando. “Perdoname, no lo vi. Te voy a apoyar en todo”, me dijo. A partir de ahí hubo un quiebre tremendo en la relación con papá, para bien”.

Chiesa estudió producción de radio y televisión y locución. Les puso la voz a los mosquitos de Raid, al perro de Toyota Etio, a los pájaros de Twistos y a los institucionales de Personal, Frávega, Arcor y Quilmes, entre muchas marcas. Trabajó con Fernando Peña y Elizabeth Vernaci en radio y con Mario Pergolini en “CQC”. En cine fue la voz de cuatro personajes en “Patoruzito 1 y 2”, del Ratón Pérez y de Gaturro. Disney lo contrató para doblar al castellano a Joseph Fiennes en “El inventor de juegos”. Y condujo “Velozmente” en Discovery Kids. Ahora participa en la serie “Kelly’s Mashup” en Nickelodeon.

ambién se destacó en teatro. Produjo el musical “Avenida Q” (ACE a la Revelación Masculina y 9 premios Hugo), protagonizó la exitosa “Casi normales”, el infantil “Marco Polo” y “Los monstruos” (Premios Florencio Sánchez, ACE y Hugo).

Está en pareja con la pastelera y empresaria gastronómica Eliana “Pani” Trotta, dueña de la cadena Pani (seis locales en el país y próximas aperturas en Paraguay y Perú). Y es el papá de Matilda, una preciosa beba de ocho meses.

Noticias: ¿Cómo llegó a “Sunset Boulevard”?
Chiesa: Me llamó Elio Marchi, de parte de Lino Patalano, invitándome a participar en un casting para el personaje de Joe Gillis. No sé a cuántos actores citaron, pero mínimo a diez, y la decisión final fue de Andrew Lloyd Webber.

Noticias: ¿Y qué implica ser el elegido y el protagonista masculino de la obra?
Chiesa: Una responsabilidad enorme. Llego casi dos horas antes de la función y hago 45 minutos de pesas y abdominales –porque en un momento de la obra aparezco con poca ropa– y 25 minutos de vocalización. Subo al escenario a dejar todo. Además, tomo clases de canto con Sebastián Mazzoni una vez por semana.

Noticias: ¿Qué siente en el saludo final al ver el teatro lleno y la gente aplaudiendo de pie?
Chiesa: Quiero mostrar mi agradecimiento, pero trato de no ser muy consciente. Me da un poco de miedo. Encima, mis compañeros me gritan “Mascherano”.

Noticias: ¿Por?
Chiesa: Porque en un mundial, él le dijo a un jugador: “Hoy te convertís en héroe”. Y uno de los pibes, cada vez que salgo, me agarra la cara y me dice eso. Y cuando termino la función, me gritan: “Grande Masche”. Ese respeto de mis compañeros y ver que explota el teatro, la gente de pie… trato de contener la emoción. Si me relajo y lo disfruto, me pondría a llorar. Cuando terminó la primera función, me encerré en el camarín, me tapé la cara con una toalla y empecé a llorar. Justo tocó la puerta Lino Patalano y yo en pleno llanto. Me preguntó qué me pasaba y le contesté que estaba emocionado. “Tenés que estar feliz, sos una bestia”, me dijo.

Noticias: ¿Tiene cábalas?
Chiesa: Antes de salir a escena miro para arriba y me toco el pecho, la garganta y la cabeza, como diciéndole al universo: “Cuidá de mí”. Y piso siempre el escenario con el pie derecho.

Noticias: ¿Cómo es trabajar con Valeria Lynch?
Chiesa: Es una mujer muy generosa y no para de trabajar un segundo. Es muy buena compañera y con un sentido del humor que la gente ni se imagina. Lo que nos tentábamos en los ensayos, yo le hago voces, la cargo.

Noticias: ¿Le gustaría ser famoso?
Chiesa: No, yo quiero ser prestigioso. Que la gente salga asombrada y diga: “No puedo creer cómo labura este pibe”. Quiero comunicar y confío en que la tele cambie en algún momento.

Noticias: ¿A qué se refiere?
Chiesa: A los conductores, los contenidos, a que tiene que haber un cambio generacional. Hay una falta de respeto, cagarse de risa del invitado… Si tenés seguridad de producción, ¿por qué ninguneás a tu entrevistado? No es necesario. Me gustaría que fuera un poco más sano. Cuando hacía “Velozmente” me decían que era diferente del resto de los conductores. Porque no les hablaba a los chicos como si fueran pelotudos. Quiero convertirme en un referente de la conducción y estoy haciendo todo esto para sumar experiencia y formación.

Noticias: ¿Su objetivo es?
Chiesa: Ser el Jimmy Fallon argentino. Un gran comunicador. Pero no sé si la tele de hoy tiene espacio para mí o para lo que me gustaría hacer. Me acuerdo de un programa, “Tu mejor sábado”, que salía por canal 9 y producía Ideas del Sur. Yo era panelista, lo que hacía estaba buenísimo, pero tenían que posicionar a Lourdes Sánchez para después hacer “El universo de Lourdes” o mostrar a Adriana (Szusterman, cantante infantil) con los muñecos porque “garpaba” más. Yo me lamentaba, preparaba mis coreografías y canciones y después no salían. Me dolía, pero con el tiempo entendí que para trabajar en televisión hay que ser menos romántico.

Noticias: ¿Cómo hace para crear voces tan diversas?
Chiesa: Desde chiquito miré mucha televisión y me quedaron grabadas referencias vocales. Cuando ya sé cómo es el personaje y cómo se mueve, recurro a esas referencias y creo cosas nuevas. Por ejemplo, Gaturro necesitaba una voz neutra para Latinoamérica. Además, tiene cachetes, entonces busqué la forma que se escuche que hay cachetes, es muy histriónico, se mueve mucho, es muy histérico. Son capas de capas hasta que finalmente encuentro la voz y el tono que requiere el personaje. Lo mismo hago en mis publicidades como locutor, cada empresa tiene su propia voz. En mis charlas suelo decir que soy una prostituta de la voz. Viene un cliente, me dice qué quiere, qué necesita y, si llegamos a un arreglo, lo hago. Obviamente dicho esto con mucho humor. No quisiera que nadie se ofenda.

Noticias: En su gusto por lo artístico debe haber influido su madre, Simonette, quien fue cantante de “El Club del Clan”.
Chiesa: Sí, yo siempre le pedía que me llevara a la tele y a los lugares donde actuaba. Ella había conocido a Valeria (Lynch) cuando eran jóvenes, se cruzaron muchas veces trabajando y compartiendo escenario. Y, ahora, se reencontraron cuando mamá fue a ver “Sunset…”. Fue muy fuerte.

Noticias: Usted también tiene una faceta gastronómica.
Chiesa: Sí, me encanta cocinar, y ni bien pueda, voy a hacer alguna especialización. A Eliana (Trotta) le encanta mi ensalada de espinaca cruda, queso azul, peras y garrapiñada de nuez. Pero, además, compartimos un proyecto que ideamos juntos: “Crocakes by Pani”, croquetas muy elaboradas que ofrecemos en un food truck en eventos privados y gastronómicos. Hay con morcilla y dressing de yogur, con osobuco, con polenta, mozzarella y tuco y, además, las clásicas de la repostería de Pani.

Noticias: Y hace ocho meses se completó el círculo de felicidad con la llegada de Matilda.
Chiesa: Estábamos de vacaciones en la Polinesia Francesa cuando nos enteramos de que estábamos embarazados. No podíamos parar de llorar, ya lo veníamos buscando. Matilda es tremenda, tiene una luz, una energía impresionante. Conectarme con ella, que me sonría, me mata. Estoy como en una nube. Muy feliz, y con Eli también.

 

Cecilia Escola
Fotos: Marcelo Escayola