Personajes / 29 de mayo de 2018

Enrique Arce: “Quería que Arturito fuera un terremoto”

El actor de la serie del momento, “La casa de papel”, cuenta el showoff de la ficción, Messi, el mundial, alcohol, drogas y el FMI.

Casi todo el que vio “La casa de papel”, la serie no hablada en inglés más solicitada de Netflix, seguramente detestó a Arturo Román desde el principio. Este ambiguo personaje es el director de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid –donde tiene lugar un atraco de antología policial–, y es un tipo manipulador, temerario y un poco miserable, aunque obre de manera legítima. El encargado de ponerle el cuerpo es Enrique Arce, un valenciano de 45 años, casi abogado (le faltaron unas pocas materias), escritor, futbolero, hincha del Valencia, radicado en Los Ángeles y transitoriamente en viaje de placer por Buenos Aires, Mar del Plata y Bariloche.

La serie, emitida en España por Antena 3 durante 2017, se convirtió en suceso luego de incorporarse al catálogo de Netflix, y así, la cara de Enrique Arce pasó a ser familiar en varias capitales del mundo. A punto tal que tuvo que escabullirse de un restorán porteño donde cenaba por el desbande de los fanáticos. “Siento mucha gratitud porque la serie es lo que es gracias sus fans, y en eso Argentina tiene gran parte de responsabilidad, al igual que Brasil, Italia, Turquía y una veintena de países más. Es absolutamente obligatorio dedicarles el tiempo que se merecen, pero cuando se te acumulan los días terminas cansado”, cuenta este ex alumno de la Academia Americana de Arte Dramático de Nueva York, acomodado en un sillón del lounge del Hotel Boca, donde se hospeda. Mientras tanto, un grupo de seguidores monta guardia en la vereda, la ñata contra el vidrio en otro día de lluvia, las cámaras en espera.

Noticias: ¿En España se desató el mismo furor?
Enrique Arce: No, para nada.

Noticias: ¿Por qué cree?
Arce: Una serie como esta, la gente quiere verla en sus tiempos, a su ritmo, los capítulos que quiera. La emisión de Antena 3 era un capítulo semanal de 75 minutos, con bastante corte publicitario. Netflix cambia y los hace de 23 minutos, para mí un acierto. Es una plataforma que aquí está muy de moda y que a lo mejor compite menos con los canales generalistas (tevé abierta) de lo que compite en España.

La historia creada por Alex Pina (padre de “Vis a vis” y “Los hombres de Paco”) narra las vicisitudes de un grupo de ladrones unidos en un plan milimétrico para dar un golpe con el que podrán alzarse (o no) con un botín de 2.400 millones de euros, y a lo largo del cual la delgada línea que separa a los buenos de los malos irá desdibujándose.

Noticias: ¿Cómo definiría a Arturo Román?
Arce: Hay una escena muy bonita en la que dice: “Nunca he sido un tipo muy valiente, siempre he seguido las normas”. Él sabe que no es valiente, tiene a su mujer, a sus hijos; pero por otro lado tiene su parte rebelde, enamoradiza, la que se da con Mónica (Gaztambide), y luego la que saca en determinados momentos, que hace cosas de las cuales no me vería capaz. No creo que nadie en su sano juicio se enfrente él solo a los atracadores y consiga poner el plan casi patas arriba.

Noticias: ¿Se parece en algo a él?
Arce: Nunca he tenido una relación larga con una pareja, ni una oficial y otra clandestina, apenas he tenido relaciones oficiales como para tener dos, pero sí recuerdo que uno de mis mejores amigos pasó por una relación así, era tremendamente infeliz y no podía dejar ni a una ni a otra. Me basé en su amargura. En lo demás, le he puesto un nivel de revoluciones muy bestia en todas las escenas, quería que fuera un terremoto, que fuera muy, muy intenso, que no hubiera un momento de descanso por parte de Arturo y generar sentimientos muy fuertes en la gente.

Noticias: ¿De qué lado está Enrique Arce?
Arce: Estoy del lado de los atracadores, por supuesto. Porque me parece un idea muy bella que ocho desahuciados pongan patas para arriba al statu quo, a los que tienen el control del dinero, y lo han venido teniendo desde tiempos inmemoriales, a ese 2 por ciento de gente que se caga en el 98. Eso es lo que llevan haciendo los bancos con el consentimiento del gobierno, ellos sí que están robándola.

Desde un punto de vista sociológico, la gente que está muy cansada y que viene de períodos de mucha crisis, de mucho dolor, de mucho sufrimiento, dice: “Ya está bien, quiero ser uno de ellos, quiero tener la posibilidad, sin hacer daño a nadie, sin robar a nadie, sólo imprimiendo papel, no soy un ladrón”.

Noticias: ¿Qué le dice la gente en las calles de Buenos Aires?
Arce: (Con tonada porteña). “¡Arturito, sos un crack, sos un capo, sos un groso!”. Cada tanto uno te dice: “Arturito, te la dio Denver”. Pero es increíble el cariño de la gente hacia la serie y sorprendentemente hacia mi personaje. No me lo esperaba.

Noticias: ¿Trabajó alguna vez de otra cosa?
Arce: No… Bueno, sí, escribo. He escrito un guión y una novela, que se publica en agosto en España. El título es “La grandeza de las cosas sin nombre”.

Noticias: ¿De qué trata?
Arce: Es un poco mi propio viaje espiritual desde un momento oscuro y difícil hasta un momento de luz y de crecimiento, pero puesto en boca de un personaje, con circunstancias no iguales, con personajes no iguales pero sí que del viaje interior hay mucho que tiene que ver conmigo.

Noticias: ¿A qué se refiere cuando habla de período oscuro?
Arce: A una época en la que me resultó difícil gestionar la fama de mi primera serie. Además me casé y me divorcié. No sabía gestionar muchas cosas, entonces me ayudé de sustancias. Más que nada alcohol. Las drogas las he tocado muy tangencialmente. Cuando las he tocado, las he tocado, pero las drogas nunca han sido mi problema, el problema ha sido el alcohol y ha estado muy presente hasta que un día decidí dejar de tomar por completo. No era por adicción sino por autodestrucción. No echo de menos beber.

Noticias: ¿Cómo fue el rodaje con tantos actores y egos juntos?
Arce: Maravilloso. Era la primera vez que estábamos haciendo algo que todos sabíamos que era muy bueno. Había actores con los que ya había trabajado y otros jóvenes que me sorprendieron mucho. Me acuerdo de la primera vez que ensayé una escena con Denver (interpretado por Jaime Lorente López), y dije: “¡Ostias, este tío es bueno, de dónde coño sale este chaval con esta energía!”. Cuando encuentras gente así, a la que de entrada admiras tanto, que aprenden contigo y de la que tú aprendes, es un privilegio. Uno no lo puede hacer solo. En esta profesión uno es tan bueno como el que tiene adelante.

Noticias: Parecido a un equipo de fútbol.
Arce: Absolutamente parecido al fútbol. Sin desmerecer a nadie, por ejemplo, se le critica mucho a Messi (Lionel), pero Messi tiene a Iniesta (Andrés), a Jordi Alba y tal… Lleva todos los domingos jugando con ellos. No quiero decir que en la selección Argentina no sean tan buenos, pero no lo conocen tanto. Soy íntimo amigo de Jordi Alba, Jordi es mi hermano, y me dice: “Con Leo es como si fuéramos uno, él y yo, es una cosa increíble, nos entendemos tanto que no hay ningún tipo de duda a la hora de jugar con él”. No sé si a Leo en la selección Argentina le pasa lo mismo o si tiene ese jugador con el que se entiende así de bien como con algunos del Barsa. Bueno, yo me he encontrado con un elenco de “Messis” en “La casa de papel”.

Noticias: ¿Tiene algún pronóstico para este mundial?
Arce: Veo un encuentro entre Argentina y España en semifinales. Del otro lado de los cruces veo un Brasil – Alemania. El candidato es Alemania, es un equipo muy fuerte. Si a Messi le da por jugar y hace lo del Diego (Maradona) en el ´86, y dice: “Me da igual, este mundial lo voy a ganar yo”, creo que Argentina tiene una posibilidad.

Noticias: Nunca había estado en la Argentina. ¿Qué imagen se forjó del país en estos días de recorrida?
Arce: Justo ha pasado ahora esto del Fondo Monterio Internacional y toda esta historia. Veo que hay por lo menos resquemor y eso de decir: “Che, qué va a pasar”. Ves las protestas en la calle y me recuerda un poco a lo que vivimos en España en el 2012, cuando estábamos tocando fondo allá y la gente salía a la calle. Se ve que el país está en problemas y es una pena porque es tan rico y tan bello, tan maravilloso y con una potencialidad tan grande y tan importante dentro del concierto global. Hay una identificación tan grande entre el argentino y el español, somos iguales hablando con acento diferente.

Noticias: ¿Habrá quedado algún fajo de euros en el mono rojo de Arturito?
Arce: A Arturito no se le quedó ningún fajo guardado pero, metafóricamente, Enrique Arce/Arturito, con “La casa de papel” se ha robado los 2.400 millones, porque todo lo que me ha dado en la vida esta serie, y que no se puede medir en dinero, pero si se pudiera medir, desde luego no estaría muy lejos de esa cantidad.

 

Damián Richarte
@DamianRicharte
Fotos: Juan Ferrari

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *