Personajes / 17 de julio de 2018

Florencia Otero: “Trato de que cada día tenga su magia”

Actriz y cantante, protagoniza “Rapunzel” y participa en “El violinista en el tejado”. Obsesiones y diez años de amor con Germán Tripel.

Foto: Marcelo Escayola.

Sueño con dedicarme a esto el resto de mi vida”, dice Florencia Otero con una voz aniñada que coincide perfectamente con su aspecto angelical. Se refiere a lo que hace desde chica: cantar, actuar y bailar.

Empezó a los ocho años en el Coro Don Bosco y a los nueve hizo su debut en “Los miserables”. De allí no paró. Trabajó en teatro, televisión y cine y se convirtió en una prestigiosa referente del género musical (“Rent”, “Despertar de primavera”, “Casi normales”, entre otros). Y en 2017 su cara se volvió más popular tras pasar por “Las Estrellas”. Hoy vive con agenda recargada. Participa en “El violinista en el tejado”, donde trabaja su marido, Germán “Tripa” Tripel (el ex Mambrú y hoy nombre asociado también a los musicales). Protagoniza el musical familiar “Rapunzel” y continúa con las presentaciones de Flower Trip, banda que lidera con su esposo. Además lanzó su línea de ropa: una colección cápsula para Rimmel de camperas de cuero, remeras y jeans.

Noticias: En su Facebook se presenta con la frase: “Salvo la muerte y los impuestos, en la vida todo… es sólo por hoy”.
Florencia Otero: Es de la comedia musical “Avenida Q” y me pareció una frase genial. Me identifico totalmente. En la vida todo es sólo por hoy.

Foto: Marcelo Escayola.

Noticias: ¿Cómo es vivir sólo por hoy?
Otero: Trato de valorar las pequeñas cosas y de no preocuparme tanto por el mañana próximo. Tengo mis sueños y proyectos para el futuro, pero trato de que cada día tenga su magia, de saber que si hoy me muero, fue un día hermoso.

Noticias: ¿Y lo logra?
Otero: Sí. Soy optimista, tengo buen humor y también mis días malos. Lo que me angustia y me entristece es tener problemas con mi voz.

Noticias: ¿Qué sueña?
Otero: Dedicarme a esto el resto de mi vida, tener noventa años y acordarme los textos, atravesar al público con la emoción, dejar algo a los espectadores. Viajar y trabajar afuera. Vengo de una familia grande, somos ocho hermanos, y me gustaría darle un hermanito a Nina. Y en mi futuro siempre lo veo a Germán.

Noticias: ¿Cómo es compartir pareja y profesión?
Otero: El ochenta por ciento de las veces es hermoso. Cuando se vuelve complejo, no deja de ser interesantemente hermoso. Cuando lideramos nuestros proyectos discutimos y es difícil no trasladarlo al hogar. Después nos reconciliamos en el escenario.

Noticias: ¿Nunca sienten celos profesionales?
Otero: No, pero si nos presentamos para un proyecto y uno quedó y el otro no, tenemos una inmensa felicidad y una inmensa angustia.

Noticias: ¿Cómo funcionan en lo cotidiano?
Otero: Nos divertimos, el humor nos salva. Somos dos aparatos. Nuestros compañeros se ríen porque nos ven chapando en los rincones. Los dos trabajamos mucho y nos vemos para la función. Es nuestro lugar de encuentro.

Noticias: Hace diez años que están juntos. ¿Cómo se sostiene un amor intenso tanto tiempo?
Otero: No me parece tanto, quiero estar con él toda la vida. La pareja cambia con el tiempo. Me conoció cuando yo tenía 18 y ahora soy una mujer. Somos papás y eso nos hizo vernos con otros ojos y volver a enamorarnos.

Noticias: ¿Cómo es como madre?
Otero: Nina es preciosa, tiene una lucecita distinta. Como si hubiese venido con una misión para mejorar el mundo. Tiene su carácter y mucho poder de decisión a pesar de su edad. El primer año pensé que la maternidad no me había cambiado. Era todo puro amor y con Germán le cocinábamos, le cambiábamos el pañal, la llevábamos al pediatra, todo los dos juntos. Hasta que empezamos de nuevo con la vorágine del trabajo y tuvimos que repartirnos. Igualmente tratamos de que comparta este mundillo con nosotros porque es nuestra vida y a ella le encanta ir al teatro.

Foto: Marcelo Escayola.

Noticias: ¿Ya demuestra condiciones artísticas?
Otero: Es muy afinada desde bebita. Canta todo el día, nos sorprende la afinación, hasta hace armonías. Y toca el piano, un día solita sacó una canción simple.

Noticias: ¿Y usted por qué es artista?
Otero: Creí que quería dejar una huella en el mundo, pero según mi terapeuta, también necesitaba mostrarme dentro de una familia muy grande. Todos mis hermanos son músicos, pero sólo Santiago (pianista y actor), Marisol (actriz y cantante) y yo nos dedicamos de lleno a esto.

Noticias: Con Marisol comparten profesión y se llevan muy bien, ¿no?
Otero: Sí, Marisol fue como una mamá para mí y mi madrina artística. Me impulsó a seguir mis sueños. Compartimos tantas cosas, incluso el embarazo. Quedé embarazada un mes después que ella y fue buenísimo. Hicimos una obra juntas embarazadas y eso nos unió muchísimo. Pero en lo profesional cada una tiene su rol y elegimos cosas distintas. Ella suele hacer proyectos luminosos – más Disney, “Mamma Mia!”, “La bella y la bestia”– y yo más densos.

Noticias: Usted tiene diferentes facetas, pero su fuerte es el musical, un género muy exigente.
Otero: Muy… y con muchos prejuicios. Muchos actores de texto lo consideran liviano, quizás vieron cosas mal hechas. Es un género súper complejo y hay que estar muy preparado. Actuar, cantar, bailar, es un esfuerzo físico y mental enorme. No lo puede hacer cualquiera.

Noticias: ¿Cómo es el nivel de los musicales argentinos?
Otero: Nos falta ser menos soberbios. Tenemos esa cosa de: “Lo tenemos todo, dale, va a salir”. Afuera se toman tres años para escribir una obra, hacen varias pruebas hasta llegar a lo que quieren y recién ahí la estrenan. Acá muchas veces lo atamos con alambre. Por otro lado, tenemos artistas de musical muy formados y completos.

Noticias: ¿Qué le gustaría hacer?
Otero: Estoy trabajando en un proyecto sobre Juana la Loca. Su historia con Felipe el Hermoso es increíble. Amar hasta la locura me parece hermoso. También tenemos ganas de hacer una película, un musical argentino. Y me gustaría trabajar en España. Tengo una raíz fuerte, mi papá era español y tengo la nacionalidad.

Noticias: Este año estuvo en Nueva York por primera vez, estudiando y actuando.
Otero: Sí, fuimos con Germán y Nina. Fue una experiencia increíble. Tomamos clases de comedia musical (en la famosa academia Go Broadway), hasta con la profesora de canto de Bruno Mars, y actuamos en el bar Shelter, en el Consulado Argentino y en el Opera Center. Ahora está la idea de llevar “Quién retiene a quién”, obra que hicimos con Fabián Vena, para hacer algunas funciones en español en Broadway.

Noticias: Su frase de cabecera es: “Nunca vas a saber que tan fuerte sos, hasta que ser fuerte sea tu única opción”. ¿Tuvo que poner a prueba su fortaleza en situaciones complicadas?
Otero: Sí. Todo el mundo me habla sobre mi voz y soy la persona que menos confía en su voz en el mundo. Y a veces hace que no me sienta libre en el escenario. Soy obsesiva con mi formación. Hago ejercicios de fonoaudiología, entrenamiento físico, nebulizaciones para hidratarme y vocalizaciones, todo antes de cantar. Llego al teatro dos horas antes de la función. Mi mayor desafío es que el trabajo sea suficiente para que todo suceda.

Por Cecilia Escola.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *