Opinión, Sociedad / 1 de agosto de 2018

Ira de mujer: el verdadero motor de la justicia argentina

Los corruptos deben cuidar más a sus mujeres que a la plata sucia. De Boudou al flamante Lava Jato nacional, el determinante “efecto indignadas”.

Por

Ni fiscales ni investigadores. El motor más eficaz de la justicia en la Argentina son las mujeres indignadas. Ellas están demostrando ser una condición necesaria, aunque no suficiente, para que las más pesadas causas por corrupción se activen. No suficiente porque está visto que, además, se impone un cambio de era política para que los jueces encuentren motivos en esa ira de mujer para movilizar expedientes. Lo supo Miriam Quiroga, la supuesta ex amante de Néstor Kirchner, que se destapó antes de tiempo, y tuvo que esperar el cambio de coyuntura para un oportuno revival de revelaciones explosivas.

El flamante “Lava Jato argentino” tiene cara de mujer. Sin la sed de venganza de la ex del chofer de Baratta, la génesis de esos cuadernos que escaparon al discreto destino escolar para llenarse de pistas de coimas históricas pudo quedar oculta.  Desamorada, no dudó en darle a la justicia todos los detalles que el ex no apuntó en sus páginas malditas.

Ahora que el recambio del staff gobernante propicia la escucha de indignadas, quienes guarden pecados públicos harían bien en garantizar la felicidad de esposas y amantes, actuales y pasadas, sin descuidar a secretarias y suegras sobreinformadas y hasta el entorno femenino de sus hombres de confianza. Recuerden que  Amado Boudou le debe sus peores horas a la ex de Vanderbroele, cuando oportunamente recordó que el padre de su hijo era el testaferro.

Antes que al contador y las off shore, atiéndanlas a ellas.

 

*Editora ejecutiva de NOTICIAS.

 

 

3 comentarios de “Ira de mujer: el verdadero motor de la justicia argentina”

  1. ¡Que mentalidad corrupta la del Argento medio! Lo que se supone que ES CORRECTO, se toma como “traición” o “buchoneada”, siendo esta una expresión del hampa y no de personas socialmente RESPONSABLES. No es de extrañar que no haya marchas masivas EN CONTRA DE LA CORRUPCCION sea de quien sea. En Corea del Sur EL PUEBLO por millones salió a la calle por algo que en Argentina es un vuelto. En Brasil, por mas futbolero que sea el país, salieroen a las calle en pleno mundial a protestar en contra de la corrupcciòn. Saben que es mas importante el FUTURO que las mezquindades coyunturales del presente.

  2. En efecto, la mujer despechada, indignada, o defraudada por lo que fuere (o lo que creyera), pierde hasta el último código. Lo raro es que ningún Juez las procese como cómplices o encubridoras.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *