Personajes / 13 de septiembre de 2018

Maite Lanata: “El personaje de Juani me enseñó mucho”

Interpreta a un adolescente trans en TV y estrena “Yanka y el espíritu del volcán” en cine. Emancipación y prejuicios.

Foto: Marcelo Escayola.

Es una mañana fría, pero Maite Lanata está descalza y en remera. En la habitación donde la maquillan, la temperatura es cálida. Dos mujeres preparan la ropa que se pondrá en un rato. Una de ellas le alcanza una caja de chocolates, la otra le dice que no coma dulces. A Maite, los ojos celestes se le hacen chispeantes, abre el envase, convida y come. Arrancamos la entrevista con la actriz que la rompe en el prime time con su personaje de Juani, un adolescente trans, en “100 días para enamorarse” (Telefe); la que este año hizo teatro por primera vez con “Jazmín de invierno”; quien empezó las grabaciones de la segunda temporada de “El jardín de bronce” (HBO); y la que el 6 de septiembre estrenó “Yanka y el espíritu del volcán”, su primer protagónico en cine, un film del género fantástico que se rodó en Caviahue, Neuquén, cuando tenía 13 años.

Noticias: ¿Cómo es reencontrarse con una película que filmó hace tanto?
Maite Lanata: Fue difícil verla porque siento que hoy actúo distinto. Pero está bueno porque aprendí mucho en estos años.

Noticias: ¿Es muy autoexigente?
Lanata: Sí, muy exigente, esa es la cagada. Pero veo “100 días…” y veo un progreso.

Noticias: ¿Se guía por la mirada de alguien en particular?
Lanata: Por la de mi mamá.

Noticias: ¿Su mamá recién le dijo que no comiera chocolates?
Lanata: ¡Sí, ella! (Se ríe mientras mastica un bombón) Me guio bastante, por eso ahora estoy comiendo. Esperá que agarro una fruta (más risas). Mi mamá me ayuda a preparar el personaje de “100 días…”. En “Yanka…”, también, sobre todo en la preparación física, salíamos a correr juntas.

Noticias: Ella es su coach, aunque es diseñadora gráfica, ¿cierto?
Lanata: Sí, pero se enganchó con lo actoral a partir de ver laburar a María Laura Berch, una coach con la que trabajé en la película “Mía” (papel por el que ganó dos premios internacionales). En “Yanka…”, Laura preparó a otra chica y mi mamá estuvo en ese proceso, le interesó el laburo de coach, aprendió y empezó a ayudarme.

Noticias: Su personaje en “100 días…” se transformó en un emblema. ¿Cómo lo lleva?
Lanata: Es una responsabilidad social. Primero porque no soy yo la que está en ese tránsito de sentirse no identificado por el sexo que le asignaron al nacer y autopercibirse de otra forma, entonces intento que la información que dé, sea seria y estar bien informada.

Noticias: Siempre aclara que esto no le pasa sino que es un personaje, cuando en realidad es actriz.
Lanata: A muchos no les queda claro. Me piden que les dé consejos porque no se sienten identificados con su sexo e intento derivarlos a AFDA (Asociación de Familias Diversas de Argentina). Muchos piensan que soy trans.

Noticias: En varias notas que le hicieron, se explica casi pedagógicamente la temática de la adolescencia trans.
Lanata: Sí, algo que no pasó cuando hice de Alma (una nena autista) en “El elegido”, no se habló del autismo desde lo informativo. En este caso, los autores escriben las escenas asesorados por AFDA.

Noticias: ¿Cree que su generación entiende más fácilmente la identidad de género?
Lanata: Sí, la tiene más clara, pero no se puede generalizar porque en muchos colegios la ley de educación sexual integral no se cumple.

Noticias: ¿Tiene prejuicios?
Lanata: Sí. Cuando empecé con el personaje, tuvimos una charla con Lautaro Giménez, un chico trans que actuó en la novela, y me costaba hacerle preguntas porque tenía miedo de que se lo tomara a mal.

Noticias: Elegía las palabras con cuidado.
Lanata: Sí, si bien me sentía re informada y re abierta, cuando me encontré con un chico trans dije: “¡Epa, tengo prejuicios porque estoy re incómoda!”. Después me di cuenta de que él hablaba relajado, hasta me contó que cuando toma hormonas, le crece el clítoris. Cuando dijo eso, dije: “¡Listo! Puedo preguntarle lo que quiero”. Este personaje me está enseñando un montón.

Noticias: Tanto en “Yanka…” como en “100 días…” sus personajes atraviesan la búsqueda de identidad. ¿Cuáles son sus búsquedas?
Lanata: (Piensa, sonríe, repite la pregunta) Estoy en la búsqueda de tener amistades amplias porque siempre tuve pocas, aunque fuertes.

Noticias: ¿Hoy tiene amigos?
Lanata: Sí, pero es una, ¿entendés? Siempre me costó hacer amistades, necesito mirar qué personalidad tiene cada uno, me quedo mucho tiempo observando y se me van las posibilidades. Desde el jardín fui así, me quedaba observando a mis compañeros, al lado de la profesora. Me relaciono con los grandes más fácilmente.

Noticias: ¿Es verdad que todavía no sabe si quiere ser actriz?
Lanata: Soy muy indecisa, no quiero cerrarme porque me gustan muchas cosas y me cuesta pensar en el futuro, soy cero de proyectar, es acá. Y acá me gusta actuar.

Noticias: ¿Llegó a la actuación por un interés propio?
Lanata: Sí, no tengo ningún familiar que haya actuado.

Noticias: A veces la madre o el padre no pudieron actuar e impulsan a sus hijos.
Lanata: Siempre intentan… Mi viejo quiere que sea periodista porque él es un periodista frustrado (se ríe), estudió en TEA pero no terminó.

Noticias: Pensó en seguir Comunicación, ¿no?
Lanata: Sí, sigo pensándolo. Pero después decís: “Tal vez es un deseo de tu viejo”. Si tu papá te habla bien del periodismo, no por querer hacerte la cabeza sino porque le gusta, uno se entusiasma más.

Noticias: ¿El negocio de su papá quebró el año pasado?
Lanata: Sí, tenía una mensajería de motos.

Noticias: ¿Cómo vivió ese cimbronazo? En su mejor momento profesional, su padre debió reacomodarse a otra realidad laboral.
Lanata: Sí, estuvo un año sin laburo, fue heavy, hasta que un amigo le dijo que tenía una pochoclera y vendía en los colegios y decidió invertir todo lo que tenía y ponerse una pochoclera. Ahora vende en Plaza Mafalda y en distintas escuelas, le está yendo bien. Pero el primer día fue re duro, sobre todo para él, se sentía como avergonzado delante de mí.

Noticias: En esos momentos, ¿se hizo sostén económico de su familia?
Lanata: Mis viejos no quieren eso, quieren que tenga mis ahorros pero me da un poco de lástima.

Noticias: ¿Qué le sucede con la gente en la calle?
Lanata: A veces estoy en el subte, alguien me reconoce y me dice: “Qué raro verte acá”. Es lo único que me puedo tomar, mis viejos no tienen auto y no sé manejar lamentablemente (se ríe).

Noticias: Es una asignatura pendiente.
Lanata: Sí, pero soy muuuy ahorrativa, rata ya, de agarrarme las mayonesas de McDonald´s (risas), y me parece que se gasta mucha guita en el auto.

Noticias: ¿Qué hace con la plata?
Lanata: La ahorro, la ahorro, pienso en viajes.
La entrevista se interrumpe para que terminen de peinarla. Mientras tanto, alguien dice que la cotización del dólar trepó a 39 pesos. “¿¡Quéeee!? ¡No compre ni un dólar! ¡Cuando estaba a 30, convenía igual!”, grita Maite entre risas y el azoro del resto por la noticia. “¡No lo puedo creer, no tengo ni un dólar!”, repite. Retomamos la conversación.

Lanata: (Pone voz ronca) ¡Me cambió la voz con el dólar a 39!
Noticias: Me da pie: ¿quiere hacer comedia?
Lanata: ¡Sí, me encantaría!

Noticias: Dígaselo a los productores.
Lanata: Sí, viejo, dale, quiero comedia. Me fueron saliendo re dramones, después me empezaron a gustar, pero siempre quise hacer comedia.

Noticias: Apoyó públicamente la legalización del aborto, ¿se embandera con algunas causas?
Lanata: Sí, siempre me gustó tomar postura, todos tomamos postura. Con el aborto, la mostré. Otras cosas me las reservo para cubrirme.

Noticias: ¿En qué cosas elige no tomar postura pública?
Lanata: No me gusta hablar de mi vida personal porque difiere del personaje en particular, puedo contar algunos detalles pero meterse tanto no sé si me aporta algo.

Noticias: Esta chica tan observadora tiene una carrera con exposición.
Lanata: Sí, y no me gusta hablar sin estar segura y tener información.

Noticias: Dijo que se lleva muy bien con su mamá, pero pelearán a veces. ¿Por qué cosas?
Lanata: Los hijos únicos tienen la presión de que los papás son sobreprotectores. Ya tengo que salir sola en algunos momentos a la noche, y no me deja, mucha protección.

Noticias: Quiere empezar a tener más autonomía.
Lanata: Más libertad. Mi viejo también es re cuida pero mi vieja está más encima, la puedo entender pero… (Hace que llora y empieza a gritar) ¡¡¡Mammáaa, basta, déjame sola, déjame con mis amigos!!!

 

Valeria García Testa
@valgarciatesta