La Balanza / 23 de diciembre de 2011

Fabiana Ríos

De paso por el aeropuerto, compra cuatro perfumes caros para regalar. Generosa.