Personajes / 6 de enero de 2012

María Cher (37)

“Soy la más peronista de José Ignacio”

La diseñadora dirige una fundación, habla de su militancia social, del exilio y su admiración por los K. Agustina Kämpfer, clienta.

Con este Gobierno me siento con ganas de hacer algo por mi país, de apoyar algunas leyes. Siento que este Gobierno me dio materia gris y lo veo en mis amigos también

Alma (3) la hija menor de María Cher, juega entre en la arena mientras la diseñadora posa para las fotos. “Combino mi trabajo con la crianza de mis hijos, trato de estar con ellos lo máximo posible”, cuenta Cher, una referente en el mundo fashion, no solo con su propia empresa sino también con su última adquisición, la marca de ropa fashionista Ay Not Dead. Artistas, celebridades y hasta Agustina Kämpfer, la novia del vicepresidente Amado Boudou, eligen sus prendas. Hace tres semanas que se instaló en Punta del Este junto a su marido y socio Gabriel Brener y sus hijos Alma y Fausto (5).

Noticias: ¿Se puede desconectar aunque esté de vacaciones?

María Cher: Siempre tengo actividad, voy y vuelvo a Buenos Aires todo el tiempo. Mi laburo no tiene que ver con las temporadas, sino con los procesos en los que voy desarrollando el diseño. Me mantengo conectada por internet y hablando por teléfono siempre.

Noticias: ¿Cómo empezó a diseñar?

Cher: Vengo de otra formación, estudié otras cosas. Tengo una historia ecléctica. Pero la ropa me encantaba, era muy excéntrica desde muy chiquita para vestirme. Me pasaba horas mirando y vistiéndome. Pero no me imaginaba que me iba a dedicar a la ropa, porque lo tenía subestimado. Lo veía frívolo. Y cuando me fui a vivir a Londres a los 25 años había trabajado como actriz, en publicidad, había estudiado economía en la Di Tella y había rockeado mucho. En Londres no podía trabajar en teatro por el idioma y me metí en el mundo fashion, que es también una forma de comunicar. Ahí empecé en la escuela St. Martin, una de las mejores del mundo. Tenía buen feedback con los profesores y era superaplicada. Después volví a Buenos Aires, lo conocía a Gabi antes de abrir María Cher cuando yo ya estaba con un proyecto de armar una colección. Él es más prolijo, estudió diseño de indumentaria en la UBA, administración de empresas y trabajaba desde hacía ocho años en este mundo. Me ayudó a armar el proyecto, empecé con un local chiquito en el 2001. Y fuimos creciendo sin parar. En el 2008 empecé a dedicarme más a mis hijos y Gabi se metió más de lleno en la empresa. Y ahí decidimos armar otras marcas y compramos Ay Not Dead.

Noticias: A la hora de diseñar, ¿en qué se inspira?

Cher: Tiene que ver con lo que te va pasando en la vida. Estar en la calle, en contacto con la naturaleza, ver arte, te va dando una idea. Y viajo una vez por temporada para ver tendencias, me abre la cabeza muchísimo. Tengo una marca bastante grande para el mercado argentino y soy bastante arriesgada en el diseño. Quizá no tanto por excéntrica, sino porque pongo una tela que ni se nota pero es carísima. Cuando viajo veo lo más arriesgado y después lo bajo a lo real.