Menú
Costumbres / 12 de enero de 2012

Martín Caparrós (54)

“A la izquierda de los K está medio país”

Una de las voces críticas del “relato” oficial interviene en los últimos debates del campo cultural. Arrepentidos y desertores. Lanata, Carta Abierta y Plataforma 2012.

Por

“Es muy probable que cuando este proyecto termine de deshacerse, quien gane sea un candidato de centro derecha: Macri, Scioli o alguien por el estilo”.

Noticias: ¿Y qué piensa de que Lanata trabaje para Clarín?

Caparrós: Lanata hace un tipo de trabajo que requiere de mucha más infraestructura. Hacer radio o televisión requiere de una empresa más pesada. Y él decide lo que quiere hacer. Para escribir una columnita por semana, yo podía hacerlo en lugares que no estaban tan implicados de un lado o del otro.

Noticias: ¿Cómo se siente hoy con respecto a esta guerra? ¿Cansado?

Caparrós: Sí, porque no me parece que haya nada importante en juego. Se están peleando por los cachos de queso en el reparto de dos sectores de los ricos argentinos. Unos señores que siempre fueron los dueños de la riqueza nacional ven que otro sector amenaza sus privilegios. En esa pelea yo no tengo nada que ver.

Noticias: De todos modos, terminan ubicándolo en un bando.

Caparrós: Ese es uno de los grandes efectos del discurso kirchnerista. Contra ese efecto escribí “Argentinismos”. A los kirchneristas les conviene postular que si no estás con ellos estás con La Nación, con la Sociedad Rural y con Clarín. Cuando fui a “678” tuve una discusión porque me decían: “ A nuestra izquierda no hay nada”. Justamente, uno de los trabajos que he tratado de hacer es demostrar que sí, que a su izquierda está la mitad del país.

Noticias: En la última Carta Abierta o, incluso, en las críticas de José Pablo Feinmann (aunque se haya retractado), ¿no ve una reacción de los intelectuales que adhieren al gobierno?

Caparrós: Efectivamente, aparecen ciertas fisuras. En una entrada de mi blog, titulada “Todos terroristas”,  y escrita en relación con la Ley Antiterrorista, hablaba de cómo una serie de hechos podían a largo plazo terminar siendo un quiebre. Una cantidad de gente que se hizo la boluda con muchas cosas, descubre que ya no puede seguir haciéndolo porque son demasiado centrales al sistema de ideas que dicen defender. Parece que se pueden hacer los boludos respecto al hecho de que en un año hayan matado 14 personas en protestas sociales. Pero es difícil hacerse los boludos con una Ley que puede ser usada para que la próxima vez que los maestros salgan a la calle a pedir un aumento, un juez diga que están amenazando al gobierno, que son terroristas y que deben ir presos con el doble de la pena. Insisto, esto puede marcar un quiebre. Hay gente que dice cosas que hace unos meses no habría dicho. También está este grupo que acaba de aparecer, “Plataforma 2012” (ver recuadro), que por ahora tampoco es un grupo, es un texto firmado por una cantidad de gente. Yo no lo firmé, quiero aclararlo, pero publiqué en mi blog el texto porque me pareció interesante.