Política / 12 de enero de 2012

Norberto Oyarbide (59)

La joya de Tribunales

Lujo. Oyarbide exhibe en público su nueva adquisición. Dice que la pagó y no fue un regalo.

Coqueto como pocos, el juez federal Norberto Oyarbide siempre da la nota. Primero fueron sus visitas vip al spa Colmegna. Luego, sus salidas a trotar en cueros por la Costanera Sur. Ahora salió a la luz que tiene un enigmático anillo de “brillante dorado” –así lo describe él–, que estaría valuado en 250.000 dólares.

El escándalo estalló en medio de la feria judicial. El diario La Nación señaló que el juez habría entregado como parte de pago los regalos que recibió en los últimos cinco años. Sin embargo, quienes lo frecuentan aseguran que el juez se habría limitado a pagarlo en efectivo. Son los mismos que sostienen que el juez nunca lo ocultó y lo mostraba en Bice o Sottovoce, sus restaurantes preferidos. Todavía el magistrado, de buenos lazos al Gobierno, no dio explicaciones sobre cómo consiguió tamaña joya, que ya le valió un pedido de informes por parte de legisladores de la oposición.

Al igual que el año pasado, días atrás viajó a Punta Cana para desenchufarse. Esta podría ser la última feria en actividad, ya que Oyarbide habría presentado los papeles para pedir su jubilación. Será una dura pérdida para el Gobierno. Si bien tiene muchas causas que preocupan en la Casa Rosada, hasta ahora fue indulgente con el kirchnerismo. Lo consideran “la joya de Tribunales”.

En esta nota: