La Balanza / 27 de enero de 2012

Alberto Sileoni

El ministro entra a galería de Caballito y sonríe a quienes lo saludan. Buena onda.