La Balanza / 17 de febrero de 2012

Luis Machín

Mantiene cabeza baja para no ser reconocido cuando hace compras en supermercado chino del barrio.