Personajes / 24 de febrero de 2012

Melisa Garat (22)

“En Europa quieren mujeres con curvas”

Nació en Bahía Blanca, bailó en el American Ballet de Nueva York y se convirtió en modelo internacional. El novio economista.

“En Europa quieren mujeres con curvas”

Noticias: ¿Le pagaban bien?

Garat: Yo gano en un día modelando lo que cobro bailando tres meses. Los bailarines promedio no se casan, no tienen hijos. Me decían que era imposible, que apenas podían mantenerse. Un primer bailarín del Orlando Ballet debe cobrar entre 3 mil y 4 mil dólares mensuales, lo cual en Florida está bien. Pero no en Manhattan.

Noticias: ¿Volvió a insistir en Nueva York?

Garat: Sí. Me escapaba de Orlando y audicionaba para la compañía del American. Éramos 1.000 chicos buscando un contrato. Todos apiñados en una sala. Te van descartando de la barra; “usted, afuera; usted también afuera”… Me seleccionaron, pero vino la crisis y no hubo contrato. Lo último que hice fue mandar un video a lo que para mí es la compañía del futuro, la Dresden Semperoper Ballet de Suiza, donde no hay un estereotipo de bailarina… Me llamó el director para que fuera ¡ahora también tengo la ciudadanía italiana! Un solo día me costaba 10 mil dólares. ¡Una locura! Voy si me promete algo, le dije. Y me puso al tope de su lista, a la espera de una oportunidad.

Noticias: ¿Cuándo se inicia como modelo internacional?

Garat: El año pasado llevé un book a la agencia New York Models. Había un montón de chicas, a muchas les decían: “Vos mejor que te dediques a otra cosa” o “Sos muy baja o muy gorda”. Gusté y me pidieron un video desfilando y hablando en castellano y en inglés. Me fui y al rato sonó el celular: el director general quería verme. Le encanté y enseguida me puso adelante un contrato de una carilla en inglés. Le contesté que iba a firmarlo, pero que me lo mandara por internet porque quería que lo viera mi papá. “Ah, aparte de linda sos inteligente”, me dijo. Y esas son las boludeces que ayudan en un momento así. Me llevé el contrato y un conocido que sabe del tema lo cambió porque era leonino.

Noticias: Y empezó a modelar.

Garat: Sí. Desfilé para Chanel y Vuitton – que fue privado para celebridades- a cargo de Marc Jacobs. Todo era estilo años `50, con polleras de talle alto… ¡Nos rellenaron con algodón para que no quedáramos tan chatas! En Europa quieren mujeres con curvas. Después hice el Fashion Week, la gráfica de Wella… un casting para un video de Jennifer López donde bailo, y me mandaron a Japón dos meses y medio. Ahí hice un casting para Sony y me sorprendí porque querían una bailarina. Bailé “El pájaro azul” sin música. Me pidieron un grand jeté –ese paso en que te abrís de piernas en el aire-; lo hice, salió y estoy en el video donde ¡hago fouettés en 3D!… no sé cuándo se verá por acá.