Costumbres / 24 de febrero de 2012

Daniel Rafecas

Nazis, justicia y propaganda

El juez que lleva el expediente más voluminoso por violaciones de derechos humanos en la dictadura explica su nuevo libro sobre el Holocausto. La justicia cómplice que justificó la locura hitleriana.

Rafecas acaba de regresar de la capital francesa, donde fue invitado por la UNESCO para hablar del Holocausto.

Juez federal de la Nación desde 2004, con una larga trayectoria académica que incluye un doctorado en Ciencias Penales por la UBA y una carrera como profesor de Derecho Penal en esa Universidad y en la de Rosario, Daniel Rafecas pide que la entrevista no sea en su despacho de Comodoro Py, sino en la editorial Siglo XXI que publicó su último libro, que saldrá en marzo. No se trata de un texto académico vinculado al Derecho, sino de un lúcido y pormenorizado análisis que sintetiza la mejor bibliografía sobre uno de los temas que más lo obsesiona: cómo pudo haber sido posible el Holocausto. En “Historia de la solución final. Una indagación de las etapas que llevaron al exterminio de los judíos europeos”, Rafecas investiga las etapas y factores previos que desembocaron en el mayor genocidio de la historia moderna. En un riguroso trabajo de investigación histórica realizado con la modalidad de una indagatoria judicial, Rafecas rastrea las motivaciones ideológicas detrás del odio a los judíos y de la limpieza étnica concretada en los campos de exterminio y las cámaras de gas.

No es la primera vez que Rafecas aborda la Shoá y sus implicancias sociales y jurídicas. Ya en el 2005 había escrito “El aporte de los discursos penales a la conformación de Auschwitz”. Además, es consejero académico en el Museo del Holocausto de Buenos Aires y dicta un seminario sobre Ciencias Penales y Shoá en el posgrado de la Facultad de Derecho de la UBA. Acaba de regresar de París, donde estuvo invitado por la UNESCO para disertar sobre las vinculaciones entre el Holocausto y el terrorismo de Estado en la Argentina. Rafecas tiene a cargo la causa del Primer Cuerpo del Ejército, la más vasta en cuanto a las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar.

De origen católico, no tiene raíces familiares que lo vinculen con el Holocausto. “Quizás por eso tenga una distancia que me permita marcar los hechos con algún nivel mayor de objetividad”, señala.

Noticias: ¿Por qué este libro?

Daniel Rafecas: El punto de partida es responder cómo pudo haber sido posible que entre mediados de 1942 y principios de 1944, casi tres millones de personas hayan sido exterminados en los campos de concentración; otro millón y medio, fusilado detrás del frente oriental de la Unión Soviética, y otro millón de judíos, asesinado en los guetos y campos de concentración de todo el Tercer Reich. ¿Cómo semejante empresa criminal de proporciones inauditas pudo haber sido materialmente factible? La Shoá revela aspectos dolorosos y sumamente decepcionantes para la humanidad, pero hay que enfrentarlos y analizar cómo se llegó a ella.