Radio / 27 de abril de 2012

radio

Mañanas con techo

“Guetap”. Conduce: Reynaldo Sietecase. Con Verónica Castañares, Romina Manguel y equipo. Radio Vorterix, FM 103.1, lunes a viernes 6 a 9 horas.

Por

Reynaldo Sietecase conduce con serenidad e intenta la objetividad, aunque no la imparcialidad. Realiza un promedio de cinco reportajes por mañana, tiene opiniones valiosas y diversas, y buena música.
Se trata de un programa informativo, prolijo y cuidadoso de los sonidos (con buenos separadores y excelente rock&roll), Y ocupa la primera mañana en la emisora de Mario Pergolini. Pero puede llegar a repetir un hecho que ya es sintomático en los nuevos programas de la primera mañana: la falta de un buen servicio de noticias le pone un techo a su potencial. Sin móviles, sin corresponsales, sin noticias propias (salvo en el caso de Manguel), se ven compelidos a trabajar más los contenidos que los hechos in situ.
“Guetap” (castellanizacion de Get up, “un juego”), empieza con los datos del tiempo y del tránsito y continúa con los títulos de la mañana (que se repiten al menos tres veces, a cada hora). Y de allí pasa a la lectura de diarios. Verónica Rosales, que no cesa de mejorar desde su paso por Radio del Plata, acompaña con simpatía. Romina Manguel se ocupa de la Justicia con eficacia y buenos contactos. Como columnistas, en la mesa, también están Guillermo Hernández (cine), Federico Yánez (deportes) y el doctor Jorge Tartaglione (salud). Alfredo Zaiat, por teléfono, trata los temas económicos. La producción (Daniel Gentili, Florencia Martínez, Clara Szer, Luciano Montoya y Leo Piazza), es confiable y no tiene inconvenientes en encontrar a diversos personajes en un horario no siempre fácil.
Son interesantes e ilustrativos los comentarios de Hernández, Yáñez y Tartaglione, pero el oyente de la primera mañana, también en la FM, no sólo busca política sino también construcción de datos. ¿Cómo se traduce esta carencia en el ciclo de Sietecase? Manguel podrá realizar una excelente síntesis del caso Ciccone, pero el programa “se comerá” el incendio de un vagón en las vías del Mitre (20 de abril, a las 7.30), cuando los detalles del caso, y en el lugar, son valiosos en la coyuntura de la masacre de Plaza Once y TBA.
Está bien cruzar a los ministros Héctor Sileoni y Hernán Lombardi, pero está mejor completarlo con un cronista de calle que vaya a las aduanas y mire si hay o no libros detenidos. También es bueno que Sietecase responda las preguntas de su audiencia, pero no lo es tanto que, cuando insisten sobre los Eskenazi en YPF, les diga: “Yo respondo lo que me dicen mis fuentes en el gobierno”.
Claro que, de todas maneras –y más en FM– los programas que no se eligen por la gran información, lo hacen por la figura del conductor. En ese sentido, el equipo es divertido.
Cuenta con la simpatía de Verónica Rosales y, además, con el perfil frívolo de Manguel, que promueve su adiposidad mamaria, la twittea con fotos y, con esa exhibición convoca el recuerdo de un cartel muy señalado por el antipsiquiatra David Cooper: dibujos de mujeres desnudas, en una carnicería de Londres, marcando en ellas los diferentes cuartos de la carne.