Menú
Televisión / 8 de junio de 2012

TV

Aquí (sí) podemos hacerlo

“En terapia”. Miniserie. Lunes a viernes a las 22.30 por Canal 7. Producido por La Televisión Pública Digital y Dori Media Group. Con D. Peretti, N. Aleandro, J. Cardinali, G. Palacios. Dirección: A. Maci.

Por

Adaptar un formato de ficción extranjero y recrearlo para el mercado argentino suele ser una tarea ardua con resultados inciertos. Algunas veces son un éxito, como “La niñera” y “Casados con hijos”. Otros pasan sin pena ni gloria, como “¿Quién es el jefe?” y “Amas de casa desesperadas”. Lo que permanece como constante es cierta dificultad para que éxitos del exterior, con sus personajes y sus tramas nacidos en culturas muy diferentes de la nuestra, resulten verosímiles para el contexto local. Por eso, la noticia de que Canal 7 y Dori Media Contenidos habían comprado los derechos para realizar en el país una versión de la serie israelí “Be tipul” –que en América Latina se vio por HBO con el título de “In Treatment”– planteaba una serie de difíciles interrogantes. ¿Podrían la televisión pública y una productora enfocada históricamente en las telenovelas infanto-juveniles hacer frente a semejante desafío? Por suerte, la respuesta es sí: “En terapia” es una ficción impecable, muy bien escrita y adaptada y con actuaciones antológicas que elevan el nivel de la ficción diaria muy por encima de los estándares habituales.

La miniserie sigue las sesiones de psicoanálisis del doctor Guillermo Montes (Diego Peretti), quien de lunes a jueves atiende a pacientes con problemáticas bien diferenciadas. Los lunes es el turno de Marina (Julieta Cardinali), una médica enamorada del terapeuta y a punto de casarse, sin mucho convencimiento, con su novio. Los martes es el día de Gastón (Germán Palacios), un agente de una fuerza de elite de la Policía Federal que no siente nada tras haber matado accidentalmente a numerosos inocentes durante un operativo antinarcóticos y que estuvo clínicamente muerto por un infarto.

Los miércoles la paciente es Clara (Ailín Salas), una bailarina clásica adolescente que tiene padres ausentes, una relación particular con su profesor de danzas y que podría haber canalizado un instinto suicida en el accidente de autos que la dejó con los dos brazos fracturados. Y los jueves es el día de la terapia de pareja de Ana (Dolores Fonzi) y Martín (Leonardo Sbaraglia), un matrimonio en crisis luego de dejar un tratamiento de fertilización asistida, cuando ella queda embarazada pero quiere abortar para no perjudicar su carrera como ejecutiva. Además, los viernes el doctor Montes visita a su supervisora, la doctora Lucía (Norma Aleandro), con quien mantiene una tensa relación a causa de un acontecimiento del pasado del que ninguno habla con demasiada claridad.

Con un ritmo atípico para la televisión abierta, cada emisión sigue una sesión entera del terapeuta. Y aunque todo pasa por la palabra y los gestos, los encuentros están tan bien planteados que generan una atracción fascinante. Un elenco fuera de serie se luce con tiempos más teatrales que televisivos. Suficiente para que quienes piensan que en la tevé argentina solo se producen ciclos livianos y exitistas le den una oportunidad a la ficción local.