Mundo / 6 de julio de 2012

Adelanto edición impresa

Mario Monti: “Italia mostró su madurez”

Por

Cambios. Monti reconoce que no es un político. Le quitó a la Iglesia privilegios que Berlusconi había fomentado.

En noviembre pasado, el economista Mario Monti, de 69 años, recibió del presidente Giorgio Napolitano el mandato de sustituir a Silvio Berlusconi como primer ministro de Italia. Era –y es– una misión ardua. Hasta mayo de 2013, él tiene que reavivar a la tercera economía más grande de la zona euro, políticamente desacreditada, empantanada en una grave recesión, fuertemente endeudada y poco competitiva.

La aprobación popular de la gestión de Monti, que llegó al 71%, acaba de caer a 34%, tras las reformas que incluyeron aumento de impuestos y suba de la edad jubilatoria. Ex comisario de competencia de la Unión Europea (UE), Monti nunca compitió por un cargo político, y renunció al salario de jefe de gobierno para dar ejemplo de austeridad.

Periodista: Usted tiene apenas un año de plazo para completar las reformas destinadas a recuperar la economía italiana… ¿Le alcanzará?

Mario Monti: La situación macroeconómica de Italia es absolutamente saludable. La deuda pública es elevada, es verdad, pero las empresas y las familias italianas tienen finanzas equilibradas. El endeudamiento del Estado debe comenzar a bajar el próximo año, cuando esperamos alcanzar el equilibrio en el presupuesto. El déficit presupuestario en el 2011 fue de 3,9%, y el objetivo en el 2012 es llegar al 1,7%. Si excluimos los intereses de la deuda, Italia tendrá un superávit primario positivo del 3,6% ya en este año.

PERIODISTA: ¿Cómo es posible clasificar la situación macroeconómica de Italia de “absolutamente saludable” si el PBI del país registró caída en los últimos tres trimestres?

Monti: Crecimiento y fundamentos macroeconómicos son dos cosas diferentes. La economía está en recesión porque en el segundo semestre del 2011, Italia implementó correcciones presupuestarias que sumaron 80.000 millones de euros en aumento de impuestos y reducción de gastos. Al hablar de la situación macroeconómica, yo me refería a los fundamentos. Estos están en orden.

PERIODISTA: Italia comenzó a perder competitividad económica incluso antes de que se instalara la actual crisis. ¿Por qué?

Monti: El gran problema de Italia es su pobre potencial de crecimiento. Aunque es verdad que las empresas italianas se defienden bien, porque mantienen una tradición de productos bellos y buenos en muchos rubros, como los de artículos de lujo, equipamientos para el hogar, y máquinas.

Lea la entrevista completa en la edición impresa de la revista Noticias.

En esta nota: