Política / 20 de agosto de 2012

El paseo a cara lavada de Cristina por El Calafate

Cristina en el museo del juguete en El Calafate, durante el último fin de semana largo.

Cristina Kirchner viajó al sur durante el fin de semana largo. Hizo una breve escala en Río Gallegos y luego se fue para El Calafate donde pasó el resto del fin de semana largo.

Entre sus actividades del sábado la primera mandataria visitó el museo del juguete Cien años jugando, un empredimiento del empresario local Daniel Scardaccione. Allí, la Presidenta se sacó una foto a cara lavada con el dueño y los empleados. Tenía apenas unos lentes que el cubrían el rostro, y no estaba peinada como se la suele ver en las cadenas nacionales.

Durante su paseo por el museo, la Jefa de Estado, quedó maravillada con un sector dedicado a la actividad de la fundación “Eva Perón”. A través de su cuenta de Facebook, el dueño del museo fue quien reveló la imagen acompañada por un texto. “Casi finalizando el armado de nuestro museo, hoy tuvimos la grata sorpresa de la visita de la Presidenta de la Nación. Lo recorrió y quedo maravillada con el proyecto, se despidió diciéndonos que en octubre estará en la inauguración”, escribió.

El domingo por la noche, la tranquilidad de la villa turística se interrumpió por una serie de temblores que ya se vienen repitiendo en El Calafate desde hace poco más de un mes. Según informaron los portales locales, el leve sismo se produjo con mayor intensidad en cercanías al lago, donde Cristina tiene su casa. Fue un fin de semana movido.

Cristina había partido el viernes 17 a las 12.30 en el Tango 01 rumbo a Río Gallegos. Habían pasado apenas dos horas de su llegada y la Presidenta ya tenía organizada una reunion con su contador personal Víctor Manzanares y el escribano de la familia, Leandro Albornoz, los hombres encargados de administrar los negocios familiares y quienes tienen a su cargo los trámites sucesorios tras la muerte de Néstor Kirchner.

Según reveló el sitio Opi Santa Cruz, fuentes ligadas a la familia presidencial precisaron que uno de los temas de la reunión habría sido la posible venta de algunas propiedades y analizar cambios en los directorios de las sociedades en las que tiene participación la Presidenta.

Apenas concluyó el encuentro, que llevó poco más de una hora, Cristina partió sola rumbo a El Calafate. No la acompañaron ni Máximo, ni Florencia.

La Presidenta retomará su actividad el martes cuando en el Hotel Sheraton de Buenos Aires vuelva a anunciar la licitación por las obras en las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa. Estas represas están situadas sobre el Rio Santa Cruz y serán renombradas como “Néstor Kirchner” a Condor Cliff y “Gobernador Jorge Cepernic” a La Barrancosa.

 

En esta nota: ,