Personajes / 31 de agosto de 2012

Jowi Campobasi (29)

“No tengo nada que ocultar ni que declarar”

Rompe el molde de la “periodista de noticiero”. El suicidio de su novio, su amor por otra mujer, maternidad y defensa de la marihuana.

Década en los medios. A los veinte años empezó a trabajar en radio gracias a un contacto de su amiga Julieta Pink.

Invierte el postulado cartesiano y lo hace una declaración de principios: “Existo, después pienso”, se define. Para ella, hay que hacer, no enroscarse. El riesgo es pegarse varios porrazos y está dispuesta. No maneja auto pero sí se compró una moto. Amante de la adrenalina y del espíritu kamikaze, se escabulle entre y a pesar del tráfico porteño. “Si me la pongo, me la pongo con todo. Así soy en todo “paf”, choque, choque, todo el tiempo”. Jowi Campobasi, Johanna según su DNI, dice que lo suyo no es pose transgresora: ni si tiene los brazos tatuados, ni si se manifiesta a favor del autocultivo de marihuana o repite que nada de lo que venga de la tierra debería denominarse “droga”. Sale a la calle de la mano y a los besos con su novia Emilia Kierman, rockera, y no tiene drama en ubicar con un insulto a la “gilada masculina” que a veces le grita groserías en la calle por eso.
Hace cuatro años que es parte de Telefe Noticias, también conduce un programa de música en Radio Delta y está al frente del ciclo Terra Live Music, una serie de conciertos on line con los mejores artistas argentinos a través de una multiplataforma que hace posible ver la transmisión en alta definición.

Noticias: Su primer trabajo fue en radio, a los 20 años, ¿cierto?

Campobasi: Sí, yo soy amiga de Julieta Pink que ya trabajaba con Mario Pergolini. La iba a visitar a la radio y un día me ofrecieron hacer temporada en Mar del Plata. ¡Imaginate! Yo tenía 20 años y lo vivía con una alegría. Creo que eso nunca cambió. Yo hago mi laburo con mucha alegría. Aunque con los años te vas dando cuenta de que no podés mantener un grado de alegría o agradecimiento con toda la gente que vas conociendo porque te pasan por encima. Entonces te haces fuerte.

Noticias: ¿Le pasó eso?
Campobasi: Y sí, aprender a decir que no es fundamental. No hacer todo a costa de tener un laburo.

Noticias: ¿Cuándo aprendió el poder del “no”?

Campobasi: Pasaron muchas cosas… no solo a nivel laboral, la vida te va poniendo gente, situaciones que no te esperabas, adversidades. Creo que la gente se divide en dos: la que cuando entra a un grupo no confía y se va dando de a poco; y gente como yo, que entro con energía avasallante, sonriente y después me desilusiono. Soy muy transparente.

Noticias: ¿Y cuál es su costado oscuro?

Campobasi: Siempre tuve un lado muy oscuro, la cabeza es muy traicionera. Me han pasado cosas puntuales que me patearon el tablero. Venía armando ciertos planes y la vida me hizo ¡paaaaaa! y me movió todo.

Noticias: Su novio se suicidó hace unos tres años, ¿cierto?

Campobasi: Sí, es verdad.

Noticias: ¿Estaban juntos en ese momento?

Campobasi: No, ya no, era como… a ver, cómo te puedo explicar…Lo de su muerte fue lo que me pateó el tablero de la vida. Fue muy duro, era muy pendeja. Del tema no hablo porque me parece que es algo muy íntimo que te cambia la vida. Después no importa lo que hagas, si te podés levantar, te levantás pero es una cicatriz que te queda para toda la vida. Decidas ser feliz o como quieras rearmarte vos, es una secuela que te queda para siempre. Pero yo del tema no hablo porque es muy personal.

Noticias: ¿Cómo salió de ese pozo?

Campobasi: En medio de la oscuridad, te tenés que aferrar a la vida. Siempre. Además no es solo el dolor, es la confusión… no poder volver atrás, tener que seguir cuando no entendés nada o no podés creer nada…

Noticias: ¿Hizo terapia?

Campobasi: Abandoné la terapia. Venía haciendo y después de ese suceso, seguí un par de meses y no fui más. Soy de las personas del “yo puedo”, siempre para adelante como sea. Imaginate que es lo último que hubiera esperado en la vida porque, de última, la muerte de un familiar… bueno, es la ley de la vida, pero algo que te patee el tablero de esta manera, te deja en una situación… y tener que poner la cara, porque yo a la semana estaba laburando en la tele, entonces, me tuve que rearmar.

Más información en la edición impresa de la revista