Política / 5 de septiembre de 2012

Bárbaro: “Me duele que Scioli apoye la re-reelección”

El ex funcionario asesoró al gobernador y hoy critica su tibieza. Consejos a Moyano y pantalla en Clarín. Su enojo con “6,7,8”. Recorrido de frases en fotos.

Por

El ex director del Comfer recibió a NOTICIAS en su casa.

Julio Bárbaro hace tronar su vozarrón. “Lo de ‘6,7,8’ me hace acordar a la patota de la esquina, de esos que juntaban 15 para hablar mal de los pobres que pasaban por enfrente. ¡Porque eran 15, de a uno no abrían la boca! ¡Y rentados, eh! ¡Rentados! No es un chiste”, se exaspera.

Noticias: ¿Y usted cree que lo hacen estrictamente por plata?

Julio Bárbaro: ¿Cómo si creo? ¡No me imagino otra cosa! Orlando Barone fue mi amigo, tengo un libro cuyo prólogo lo hizo él, y lo respeto. Yo no toco personas, pero el hecho global es triste. La idea de un oficialismo que imagina que todo lo que se opone es el monopolio… ¿Qué tenemos que ver nosotros con el monopolio?

Noticias: ¿No lo invitan a “6,7,8”?

Bárbaro: A mí no me van a invitar nunca.

El ex titular del Comfer hace una pausa y atiende una llamada en su BlackBerry. NOTICIAS es testigo de las travesuras del destino: la producción del programa oficialista de la TV Pública lo invita a debatir al piso. Bárbaro está genuinamente desconcertado: “No sé qué hacer. ¿Le parece que vaya?”.

Noticias: ¿Nunca más habló con Barone?

Bárbaro: ¡En esta mesa comíamos cada 15 días! Nadie más me llama.

Noticias: ¿Usted tampoco llama?

Bárbaro: Es que no contestan los correos, tipos que se jactaban de ser amigos. Hay ministros con los que hemos rajado juntos la noche del golpe militar, y hoy no te conocen. Es durito.

Noticias: ¿Está más ligado a Clarín hoy? Aparece en todos sus medios.

Bárbaro: ¡Me prohíben en los medios oficialistas de ellos y quieren que no vaya a los privados! Son una joyita, me quieren llamar a silencio. Yo no cambio mi libertad de palabra por un carguito. De hecho, tengo una solicitada del 2006 de Clarín contra mí. Los monopolios no son los que opinan distinto. Monopolio es Telefónica, y factura un poco más que Clarín. Lo que pasa es que como se llevan un montón de guita no abren la boca.

Noticias: ¿Cree que el Gobierno finalmente va a reformar la Constitución?

Bárbaro: Qué sé yo. Yo creo que el ciclo se cerró. Este ciclo histórico está acabado.

Noticias: ¿No ve una continuidad del kirchnerismo?

Bárbaro: El kirchnerismo no tiene herederos, y tampoco tiene amigos. Ya está.

Noticias: ¿La única que puede continuar es Cristina?

Bárbaro: Más bien. Eran dos, se murió uno, queda ella sola. Cristina, como era Néstor, no ordena, humilla. El rol del militante es aplaudir, y después explicar. Un cuadro político no nació para aplaudir. Si a cambio de un cargo tengo que aplaudir todo, hay un poco de humillación en el que lo hace. Yo voy a pelear por la democracia y en contra de la reforma constitucional.

Noticias: ¿A pelear activamente?

Bárbaro: Claro, con la palabra, que es lo que tengo. Y me duele porque he perdido muchos amigos, que hoy no te invitan porque no tenés el cargo que ellos necesitan para invitar a sus casas. Hay una frase del poeta Víctor Hugo que dice: “Cuando ves que la sombra de los enanos se empieza a agigantar es que se acerca el final”. Acá veo que riegan enanos todos los días.

Noticias: ¿Habla con Scioli?

Bárbaro: Ahora hace tiempo que no hablo. Estoy hablando más con Hugo Moyano, pero he hablado con Scioli y con Macri.

Noticias: ¿Le dio clases de peronismo a Mauricio Macri?

Bárbaro: ¡No! Eso es un invento. Con Mauricio nos juntamos muchas veces.

Noticias: ¿Le cocinó?

Bárbaro: Sí. También les cociné a Néstor y a Cristina.

Noticias: ¿Qué le cocinó a Macri?

Bárbaro: Zapallitos rellenos, bocadillos de acelga y pastel de papa.

Noticias: ¿Cómo lo ve a Scioli?

Bárbaro: A mí me dolió esto de que apoye la re-reelección de ella. Yo creo que la Constitución es anterior a la señora. Siempre digo una frase que es jodida: hubo más solidaridad y menos agachadas en la dictadura, cuando se arriesgaba la vida, que hoy cuando se arriesgan los cargos. Más de uno cruza para no saludarme porque tiene miedo que la alcahuetería de la SIDE le diga que saludó a un disidente. Hay una cuota exagerada de alcahuetería.

Lea la entrevista completa en la edición impresa de la revista NOTICIAS.