Personajes / 14 de septiembre de 2012

Viviana Canosa (41)

“Me siento la mujer más amada del planeta”

Con planes de casamiento y maternidad, la conductora se afianza en su perfil espiritual. El poder, Ideas de Sur y actuar en política. Fotos.

"Yo nunca me había puesto una alianza, él me ofreció matrimonio y ser madre, y voy tomando todo lo que pensé que no era para mí. Con él me divierto, sueño, pienso…"

Se define como un “minón”: una mujer con 41 bien puestos, con actitud, exitosa, poderosa, sexualmente plena, que aprendió mucho de los hombres con los que estuvo pero que, finalmente, hace lo que se le da la gana. A su vez, Viviana Canosa se declara enamorada, romántica, entregada, enlazada (con anillo y todas las promesas de un futuro común) de y con Alejandro Borensztein (54), el hijo arquitecto de Tato Bores. Asegura que esa plenitud interior le permite multiplicar la exigencia y el disfrute profesional. No solo conduce su programa en Canal 9, también está a las mañanas en FM Vale y los miércoles en C5N al frente de un periodístico de corte social. Después de su best seller “Basta de miedos”, promete un segundo libro para abril, “Viva el amor”. Multitarget y polirrubro, recibe ofertas para hacer teatro, participar en una película, hacer campañas publicitarias y hasta dedicarse a la política. Ella avanza a velocidad de la luz y coquetea con su presente.

Noticias: Cada vez está más linda, ¿qué se hizo?

Viviana Canosa: Nada, me despojé.

Noticias: Es una especie de Nacha Guevara, ¿el cambio interior se refleja en el exterior?

Canosa: Yo no tengo ninguna cirugía (sonríe). Cuando uno empieza a vivir la vida conscientemente se pone más bello, porque tiene una luz, porque va por la vida tranquilo.

Noticias: Recién decía que no se reconoce sexy, ¿no cree que a esta altura debería asumirlo?

Canosa: Es como si me dijeras “sos famosa”. Te digo “sí, pero…”. Disfruto tanto de lo que hago, que no me acuerdo lo que represento. Que tengo un lugar de poder, lo sé.

Noticias: Ahora acepta que ese poder le gusta, ¿no?

Canosa: Es que me siento en mi eje, madura, segura… el “Basta de miedos” no fue porque sí, yo quise decir: me puede pasar de todo, pero lo voy a enfrentar diferente; pase lo que pase, estoy plantada. Me relajé con la sensualidad, con el poder, con la vida. Siento que soy yo y que la gente ya me compró.

La llegada que tiene se materializa en campañas de productos varios: su cara vende shampoo, pastillas de ácido hialurónico, lentes, ropa interior, un supermercado. También parece haberse convertido en referente espiritual: fue una de las conferencistas de FeVida, el primer megaencuentro de espiritualidad de Latinoamérica, junto a personalidades con perfiles tan diversos como Ravi Shankar y Cynthia Hotton.

Noticias: ¿Hay una pose de “referente espiritual”?

Canosa: En mi caso, no. A mí me toman como un referente espiritual, entre comillas y con todo el respeto del mundo, pero yo diría que no es referente espiritual… lo tomo como ayudar desde mi experiencia a las mujeres que lo pasan mal y no tienen los recursos para hacer terapia. No siento ni culpa ni vergüenza.

Noticias: Hoy, ¿qué le falta?

Canosa: Lo que no me falta y ya empecé a construir es mi nueva familia, mi pareja.

NOTICIAS: ¿Así que su relación con Borensztein la inspiró para un segundo libro?

Canosa: Sí, me siento la mujer más amada del planeta, siento que lo amo intensamente. No espero que él me haga feliz, yo soy feliz y él me suma felicidad. Se lo digo a las mujeres: si no son felices, nada ni nadie les va a dar felicidad. Durante mucho tiempo pensaba que la felicidad me la daba un hombre, mi trabajo… yo nunca me había puesto una alianza, él me ofreció matrimonio y ser madre y voy tomando todo lo que antes pensé que no era para mí.

Lea la entrevista completa en la edición impresa de la revista NOTICIAS.