Política / 2 de noviembre de 2012

Publicidad oficial

Casos insólitos de la pauta K

Por

Marcelo Tinelli tuvo más suerte que el Grupo Clarín. En el 2011, el conductor más influyente de la televisión argentina facturó 5.655.881 pesos en publicidad oficial. La suma supera todos los ingresos por publicidad estatal del grupo periodístico más poderoso del país, quien se alzó con 4.717.348 pesos. Ese es solo uno de los curiosos casos del reparto K de los fondos públicos. En un año electoral, donde Cristina Fernández obtuvo la reelección, hubo plata para casi todos. Sobre todo para los amigos.

Marcelo y Leo. Los fondos que le giraron a Tinelli están relacionados con el deporte. La firma que facturó al Gobierno fue Ideas Sports SA, que tiene como gerente a Tinelli y funciona en el mismo edificio de Ideas del Sur, la productora que comparte con el Grupo Clarín. Según explicaron cerca del conductor, los fondos corresponden a espacios de estática en los partidos de la Liga Argentina de Voley y la selección de ese deporte, donde el conductor de ShowMatch tiene intereses. Tinelli mantiene una posición ambivalente con el Gobierno: por momentos pega y por momentos se muestra conciliador.

Junto con Tinelli, Leo Messi, el crack del Barcelona y de la Selección, es uno de los casos más llamativos. En el 2011, la Fundación Privada Leo Messi, encabezada por el futbolista, consiguió 445.866 pesos en concepto de espacios en vía pública. Si bien el futbolista no suele comentar sus simpatías políticas, Messi acompañó en diciembre del 2010 al ministro de Turismo, Enrique Meyer, durante una actividad del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) y prometió su colaboración para instalar la “marca país”.

Los ricos y famosos no son los únicos casos curiosos en la planilla oficial. Los socios de Amado Boudou también acercaron sus propuestas de publicidad y tuvieron suerte. Por ejemplo, Juan Carlos López, uno de los directores en Aspen –una de las sociedades que declara el vicepresidente– pasó una factura por 350.900 pesos a nombre de la empresa Rock Argentina SA. López comparte la sociedad con Guido Forcieri, otro de los íntimos del vice. Ni siquiera el comienzo del escándalo por el caso Ciccone desanimó a los amigos de Boudou a hacer negocios con la Casa Rosada.

Plata para Néstor. Otro caso paradigmático fue el desembolso de 605.000 pesos que realizó la Jefatura de Gabinete a la productora Tochineki SA, creada a comienzos del 2011 por el publicista Jorge Héctor Devoto y el diputado provincial kirchnerista Fernando “Chino” Navarro. Esa sociedad, que se constituyó con un capital de 12.000 pesos, fue la encargada de producir el documental de Néstor Kirchner, que se estrenará el 22 de noviembre en 120 salas a lo largo y ancho del país. Si bien en la planilla oficial figuran facturas por vía pública, a Tochineki SA solo se le conoce como proyecto el documental de Kirchner. Además del apoyo oficial, el documental contó con las participaciones de los hijos de la Presidenta, Máximo y Florencia Kirchner.

Lea la nota completa en la edición impresa de la Revista Noticias.