Personajes / 9 de noviembre de 2012

Carla Czudnowsky (41)

“Podría trabajar en TN mañana mismo”

Publica un blog sobre maternidad punk, el libro “Mujeres que inspiran” y sigue en “Duro de domar”. Transgresiones y “6.7.8”. Galería de fotos.

"Quedé estigmatizada, porque para los nac & pop soy muy blanda y para los de la oposición soy re K. Y yo soy re yo, me gusta ser libre y dueña de mí misma".

Hiperactiva y exigente, tiene la capacidad de concentrarse en varias cosas al mismo tiempo. También habla mucho y le cuesta encontrar espacios de silencio. Probó de todo en la búsqueda del equilibrio, viajes, terapias alternativas, plantas alucinógenas, pero no lo encontró. “Lo único que me tranquiliza es correr, por eso entreno siempre y corro maratones cuando puedo”, explica Carla Czudnowsky. Curiosa e independiente desde chica, le gustaría ser una rock star. Sin embargo, dice que su mayor transgresión fue echar raíces y tener a sus hijos –Benjamín (7) y Bruno (2)– con su pareja, el productor y documentalista Roberto Barandalla. Hoy le interesan los temas de género y tiene un blog sobre “maternidad punk”. Acaba de publicar el libro “Mujeres que inspiran” junto con la diseñadora María Cher y hace reportajes para el programa “Duro de domar”. Y aunque formó parte de las dos primeras temporadas del también oficialista “6,7,8”, no se considera una periodista militante.

Noticias: Ha dicho que es una mujer de una mentalidad al borde de lo libertino. ¿Hasta dónde la llevó su transgresión?

Carla Czudnowsky: A divertirme y a transformarme en quién soy. Soy la mejor edición posible de todas mis experiencias, algunas buenas y otras no, pero siempre busqué el límite. Quizás ahora no me animaría a hacer ni la cuarta parte. Pasé mi adolescencia en la calle y nunca tuve miedo, tampoco me pasó nada. Siempre fui de meterme y experimentar, tenía una curiosidad absoluta, pero era algo lúdico, luminoso. Por ahí había un chamán y una experiencia con plantas y yo experimentaba.

Noticias: Seguramente probó la ayahuasca, la planta del Amazonas con la que se produce un preparado de efectos alucinógenos.

Czudnowsky: A full. En el 2000 hice un documental sobre ayahuasca para canal Infinito y la probé con la contención de una psicóloga. Fue genial. En el momento no estuvo tan bueno, pero me permitió encontrarme con mi esencia. Cuando volví de ese “viaje” supe qué quería de mí.

Noticias: Usted formó parte de “6,7,8” y hace poco María Julia Oliván, ex conductora del programa, dijo que hay más pluralidad en TN que en “6,7,8”. ¿Coincide?

Czudnowsky: Cuando ella estuvo probablemente era más pluralista. Creo que ahora no hay tanta pluralidad en “6,7,8”. Tampoco sé si en otro lugar hay mucha pluralidad. Solo puedo decir que cuando estuve en El Trece fui muy bien tratada y trabajé con mucha libertad. Pero también trabajé con libertad en “6,7,8”. Nunca me sentí coartada.

Noticias: Usted tiene un espacio en “Duro de Domar”, otro programa claramente oficialista. ¿Podría decirse que es una periodista militante?

Czudnowsky: Yo no soy militante de nada. Nunca milité, ni siquiera en un centro de estudiantes, y nunca me interesó demasiado la política. Estar en “6,7,8” me sirvió para escuchar distintas voces y yo escuchaba a todos. Pero también quedé estigmatizada, porque para los nac & pop soy muy blanda y para los de la oposición soy re K. Y yo soy re yo, me gusta ser libre y dueña de mí misma. No hay algo que me represente y no me gusta trabajar de apoyar a nadie. Quizás con mi trabajo en “6,7,8” apoyé en algún momento, pero no me interesa. Creo que ya hice bastante.

Noticias: Entonces, ¿ podría trabajar nuevamente en un medio crítico del Gobierno?

Czudnowsky: Mi límite como periodista es no tener que decir lo que no pienso y no tener que callar lo que pienso. No soy estúpida, sé que hay intereses en los medios, pero mientras estas condiciones se cumplan, yo puedo trabajar en cualquier lado. No tengo problema, podría trabajar en TN mañana mismo. De hecho, tengo una excelente relación con Suar.

Lee la entrevista completa en la edición impresa de la revista Noticias.