Política / 14 de noviembre de 2012

Entre aeróbic y 7D se reunieron los gerentes de Clarín en Mar del Plata

Se realizó la 18º convención anual del multimedios, donde se habló de la guerra con el Gobierno. Hubo tiempo para hacer gimnasia. Fotos.

Ricardo Kirschbaum, editor general del diario Clarín junto a Carlos Sacchetto, gerente de Contenidos de CIMECO S.A, saliendo del Costa Galana.

El Grupo Clarín reunió a su cúpula gerencial esta semana para la convención anual que hace el Holding desde 1994. El encuentro se realizó en el hotel Costa Galana y contó con una importante medida de seguridad.

Esta convención se realiza para que cada unidad empresaria presente los resultados del año y se hable sobre nuevos negocios y el futuro de los medios.

Entre los informes presentados hubo uno que reseñó los ataques gubernamentales contra el Clarín. Se detalló que este año ya suman 204 y totalizan 627 desde el año 2008, momento en que los intereses del Grupo dejaron de coincidir con los del Gobierno. En los mismos se incluyeron abusos administrativos, falsas denuncias, difamaciones, intimaciones, bloqueos, iniciativas legislativas y reglamentarias, según informó Clarin.com

El primer orador del encuentro fue el CEO del Grupo, Héctor Magnetto, y se refirió fundamentalmente al enfrentamiento con el Gobierno. Sobre la Ley de Medios afirmo que es “una ley con nombre y apellido, escrita casi escandalosamente contra nosotros. Una ley que, sin ninguna duda, viola claramente varios derechos constitucionales”.

Magnetto también agregó que el Gobierno está ejerciendo “una brutal presión al Poder Judicial inédita en democracia. Se han querido llevar por delante un fuero entero del Poder Judicial, a un organismo constitucional como el Consejo de la Magistratura y hasta la propia Corte Suprema”.

En relación al 7D, el CEO de Clarín precisó que el kirchnerismo hace “una interpretación absolutamente distorsionada del fallo de la Corte, que pretende dejarnos a nosotros en igual situación que a aquellos que jamás fueron a la Justicia, ni lucharon, ni obtuvieron fallos favorables a la presunción de inconstitucionalidad en todas las instancias. Esto, en cualquier país del mundo sería el origen de causas penales contra funcionarios por incumplimiento de sus deberes”.

Fuera del evento, en frente al hotel Costa Galana, se montó una guardia periodística que, según informó la agencia Télam, provocó que se suspendiera una actividad al aire libre prevista para los gerentes. De todos modos, algunos de los presentes en la convención aprovecharon parte del martes 15 para hacer ejercicios aeróbicos por las playas de la feliz.