Política / 14 de febrero de 2013

Venegas: “No puedo decir que sea pobre”

Por

Buena vida. Venegas frente al hotel de su gremio en Necochea. Foto: Octavio Mancini.

No en vano tiene puesta una chomba blanca con la marca bordada en plateado, del lado izquierdo del pecho: “Boss”, que en inglés significa “jefe”. A Gerónimo Venegas nadie le dice Gerónimo y mucho menos en Necochea, el lugar donde transcurrió su vida personal y su carrera gremial hasta llegar a encabezar la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE). “Todos me llaman ‘Momo’ desde chico, debe ser por Gerónimo”, especula el sindicalista, que luego de algunas “diferencias” con Hugo Moyano tras la batalla de la 125 volvió a encolumnarse junto a él en la CGT que se opone al kirchnerismo. Aún así, se reconoce como uno de los cuadros sindicales “que más ha trabajado en la campaña de Néstor Kirchner”: “Yo era uno de los dirigentes que llamaba a Néstor e iba a su oficina como si fuera uno más del staff de gobierno”, reconoce el actual secretario del Interior de la CGT y líder del partido “Fe”, que se abrió del oficialismo cuando advirtió que el santacruceño “quería destruir el peronismo”.

Tan solo en Necochea, el gremio de Venegas tiene un camping con 30 bungalows y cuatro hoteles: el “Marino”, uno de los primeros en la zona y que el dirigente ya piensa en refaccionar para ponerlo a punto; el hotel “22 de agosto”, que UATRE tiene en concesión; el “8 de octubre” y el “Médano Blanco”, nombre que también lleva el complejo de termas -42 hectáreas de campo y actividades recreativas- situado a 46 kilómetros del casco urbano de Necochea. “Es el paraíso”, asegura Venegas, mientras abre las puertas de la camioneta Jeep modelo 2007 que él mismo conducirá por uno de los tres caminos que existen para llegar al lugar. Maneja rápido y vive acelerado: dice que es un “adicto al trabajo” y tiene por hobby correr en vehículos cuatro por cuatro. “A nivel nacional hay una competencia trial, que se hace con camionetas Willys o IKA. Son travesías en las que se pasan arroyos y barrancas. Salí tres veces campeón”, asegura el dirigente, y agrega que el excéntrico pasatiempo lo “ayuda a sacarse al Gobierno de la cabeza”.
Noticias: ¿Cómo le cayó que el ministro Carlos Tomada lo tildara de explotador?

Gerónimo Venegas: El explotador es Tomada, que ha vivido toda la vida de los trabajadores, porque él es un abogado laboralista y debería defenderlos. Hoy está defendiendo a rajatabla a un gobierno que además de la corrupción que nos hacen ver todos los días, cómo aumentan los patrimonios de los funcionarios y cómo se empobrece el país, no hace nada para terminar con el trabajo en negro. Si en el país hay trabajo en negro es precisamente porque Tomada y el Gobierno no hacen relevamiento ni inspecciones. El Gobierno tiene muchísimos contratos en negro. Yo tengo a todos los empleados registrados.

Noticias: Habló de incremento patrimonial, ¿cuánto declara usted de patrimonio?

Venegas: Mi declaración jurada está a disposición, por internet, con todo lo que tengo. El Ministerio de Trabajo nos exige, la Superintendencia, el Ministerio de Salud y más a mí, que estoy en el ojo de la tormenta. A mí el Gobierno me cuenta las costillas todos los días.

Noticias: Si es público, ¿puedo preguntarle cuánto declara?

Venegas: Tendría que mirar la declaración jurada. Por lo general la hace la contadora del gremio, tendría que mirar qué es lo que tengo ahora.
Ante la posterior consulta por la declaración jurada, el equipo de Venegas afirmó que “aún no está subida” a internet. Sí la tiene la AFIP, que guarda el secreto fiscal.

Noticias: ¿Hay sindicalistas pobres?

Venegas: No sé, a mí no me falta nada. No puedo decir que sea pobre, de ninguna manera, pero no tengo grandes capitales. Si hay un dirigente que ha sido y sigue siendo investigado por la Justicia, el Gobierno y seguramente la SIDE, es Gerónimo Venegas. Si no dicen nada en los medios debe ser porque no soy un dirigente rico.

Noticias: La CGT más cercana al Gobierno lo criticó por sus recientes dichos sobre los paros. ¿Qué opina?

Venegas: Lo que quise decir es que un paro al Gobierno le reporta un costo del cuarto de la recaudación del mínimo no imponible. Con cuatro paros estarían perdiendo todo, fue un ejemplo. A la reacción de la CGT no le doy bola: han ido cinco veces a la Casa de Gobierno y se fueron con las manos vacías.

Noticias: Aníbal Fernández lo llamó “tontito”…

Venegas: ¿“Anibaúl”? Es un delincuente. Trata de “pavote” a Lavagna, que le entregó el país con 3% de inflación. Qué lastima que no hice “la gran Aníbal” cuando me detuvieron en el 2011. Si me hubiese avivado, me iba en un baúl.

 

En esta nota: ,