Política / 20 de febrero de 2013

Robaron una notebook en la Casa Rosada

Fue en el sector que controla Oscar Parrilli. Por el hecho, aumentaron los controles de seguridad en Casa de Gobierno.

Por

Entrar y salir de la Casa Rosada ya no es lo mismo. Desde que se conoció el robo de una laptop en el área que maneja el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, los controles de ingreso y egreso se volvieron más estrictos.

Hace alrededor de un mes desapareció una computadora en el sector de Parrilli, ubicado en el primer piso de la Casa de Gobierno y que da al Parque Colón. El hecho no fue denunciado a la Policía y se intentó resolver con los encargados de la seguridad interna. Sin embargo, todavía no hallaron al ladrón, aunque afirman que tienen un sospechoso en la mira. Fuentes de la Rosada confirmaron el robo, pero no aportaron más datos, porque el caso se maneja con total hermetismo.

Uno de los cambios que hubo en la Casa de Gobierno a partir de este hecho fue el refuerzo de la seguridad en la entrada que está sobre Balcarce 24. Por esa puerta entran y salen todos los empleados, visitas, periodistas, granaderos y algunos funcionarios de menor rango. Antes había un scanner de rayos X y un arco detector de metales para la entrada, mientras que para la salida sólo había un detector de metales. Ahora agregaron otro scanner de rayos X en la salida, por lo que todo aquel que entra tiene que pasar su “bolsito” y hacer lo mismo cuando sale.

Los scanners son manejados por la Policía Federal, por lo que también tuvieron que agregar dos oficiales más por turno para controlar la salida. Antes los únicos que pasaban por el scanner cuando se iban de la Rosada, eran los empleados de limpieza. Los empleados administrativos salían sin ningún problema y si les sonaba el detector de metales tampoco se prestaba demasiada atención. Ahora todos están sometidos a revisión.

El robo de la laptop puso en alerta a toda la seguridad de la Casa y se revisaron las cámaras de seguridad para ver quién fue el “amigo de lo ajeno” que sustrajo una computadora de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación. Por ahora tienen un sospechoso identificado, pero la máquina todavía no apareció.