Teatro / 8 de marzo de 2013

teatro

Paz, amor y whisky doble

“Love, love, love”, de Mike Bartlett. Con Gabriela Toscano, Fabián Vena y elenco. Dirección: Carlos Rivas. En el Multiteatro, Corrientes 1283.

Por

Sandra (Gabriela Toscano) y Dany (Fabián Vena) se conocen en 1967, la época en que el movimiento hippie rompe las convenciones sociales de la posguerra y genera una filosofía basada sobre el amor, la acción antibélica y el culto a las libertades. Ambos tienen 19 años y experimentan la vertiginosa sensación de que todo les está permitido. Dany, por ejemplo, estacionado en casa de su hermano Leo (Martín Slipak), no trabaja, ni siquiera se viste: solo bebe alcohol y fuma, y no vacila en quedarse con la novia de su hermano.

La historia va a mostrar cómo este vínculo avanzó a lo largo de las décadas. Si bien había surgido de un flechazo algo intoxicado y convencido de que “todo lo que necesitas es amor”, los años `90 los encuentra viviendo en un amplio y confortable departamento; están casados y tienen dos hijos: Roxi (Vanesa González), una adolescente retraída a quien nadie presta atención, y Teo (Santiago Magariños) un joven de conducta peculiar. Sandra y Dany siguen bebiendo, mucho. Al parecer se odian entre sí e ignoran a sus hijos. No sabemos a qué se han dedicado, qué parte de su vida destinaron a ganarse la vida.

Hoy tienen 65 años y están separados. La casa de Dany –quien no deja de beber– es aun más lujosa que la anterior. Teo está muy raro. Sandra es un alarde de autoestima y sofisticación. Pero Roxi cambió la timidez por el reclamo y demanda de sus padres la protección que nunca le habían dado.

Más información en la edición impresa de la revista.