Sociedad / 26 de abril de 2013

VOLKSWAGEN PASSAT 1.8 TSI COMFORT

Sedán racional

Sobrio. Su estilo discreto está muy emparentado con su hermano menor, el Vento.

Por Augusto Brugo Marcó.

El Passat  es desde hace varios años el sedán grande más exitoso de una marca generalista. Hoy pelea palmo a palmo el mercado con el Peugeot 508 que proviene de Francia. Pero el modelo de Volkswagen  suma un nivel de calidad, confort y comportamiento muy similar al de los mejores autos del universo premium. Esta nueva generación recibió algunos retoques estéticos en la carrocería, una renovada parrilla y ópticas que se identifican con el  nuevo lenguaje de diseño de la marca. También se modificaron los faros traseros y el estilo de las llantas. A simple vista recuerda mucho a su hermano menor,el Vento aunque en detalle aparecen muchas diferencias.

Los motores cambiaron y se incorporó el moderno propulsor naftero de 1,8 litros turbo de 160 CV. que es, sin duda, uno de los propulsores más eficientes que hemos manejado en un auto de su porte. El nivel de rendimiento es excepcional ya que recorre en promedio 13,2 kilómetros por cada litro de combustible lo que le otorga una autonomía cercana a los 900 kilómetros.  Las prestaciones son para destacar (más de 210 km/h de máxima) de la misma manera que el confort, la insonorización y la calidad general. Este propulsor puede combinarse con una caja manual de 6 marchas o con una automática DSG (doble embrague) de 7 velocidades. En cuanto al comportamiento dinámico es un modelo que apunta al confort y resulta ideal para realizar largos trayectos en rutas o autopistas. Cuando se lo exige, la carrocería se inclina en exceso pero es fácil compensarlo con un llamado de volante. En términos de seguridad cumple con los requisitos más importantes (ABS, ESP y múltiples airbag) aunque se extrañan unas luces de xenón que se ofrecen en autos de segmentos inferiores.

Si se analiza el precio ($ 210.800) se puede decir que ofrece una interesante relación con respecto al nivel de equipamiento aunque el navegador debería ser de serie y no un opcional.  La garantía tampoco acompaña si consideramos el prestigio que tiene.