Menú
Libros / 8 de mayo de 2013

LIBRO

Juegos de palabras

Por

El autor no solo usa la gramática en sus clases de lenguas clásicas y la convirtió aquí en un modo de estructurar el caos del mundo. Además compiló un útil diccionario etimológico del lunfardo. Cada uno de esos planos hace del libro una experiencia fluida, original, ordenada con títulos técnicos: prosodia, morfología, sintaxis… La frialdad de esos términos es desmentida por la materia autobiográfica y directa de muchos de los poemas, que provoca “una emoción de sus eventuales lectores”. Entre estupefacto, lunfa y canchero, dice: “yo también tuve un trip en el bocho,/ y floté en aguas turbias y ultravioletas, mientras la juventud/me arrinconaba contra las cuerdas del trabajo/en una pelea que me ganó por puntos”.