Personajes / 2 de agosto de 2013

Jonatan Viale (27)

“En los medios el berretaje garpa”

Hijo de Mauro Viale, es columnista político en tres programas de América y en radio. El gol del Diego, Lanata y periodismo militante.

Presente. Dice que le parece una locura tener que definirse de un lado o del otro políticamente. Cree que eso está matando al periodismo.

Confirmadísimo. Nada de verbos en potencial ni “ahora dicen que”. Para los que querían pruebas, acá están las pruebas, vade retro operaciones de prensa y pescados podridos. Efectivamente, NOTICIAS está en condiciones de asegurar, sin cortes ni dilaciones, que sí, es así: el columnista político Jonatan Viale es el hijo del conocido periodista y conductor Mauro Viale. Nada mejor que mostrar las credenciales de entrada para quitarles el trabajo a los cazadores de brujas y a inventores del paraguas, una regla que Jonatan Viale aplicó ni bien comenzó su carrera en el periodismo.

“Me da orgullo ser hijo de Mauro Viale, es mi maestro en la vida y en la profesión, aunque hay cosas que tomo y otras que no. Además es más fácil que nuestro apellido del documento, Goldfarb, entra más, la gente lo relaciona más rápido. Y no vamos a ser ingenuos, también elegí usarlo por ventajas lógicas, porque es más fácil entrar al medio siendo `el hijo de´, hay que admitirlo”, dice Jonatan Viale, licenciado en Ciencias Políticas en la Universidad de Belgrano, fanático de River, de novio con una productora de tevé y cachorro de workaholic: en televisión, trabaja en el noticiero de América 24, desde las ocho hasta las 14, y con Rolando Graña en “Tercera posición”, de 21 a 22, hora en la que se muda de estudio a “Intratables”, con Santiago del Moro, por América; y en radio, con Alejandro Fantino, por la Red (AM 910), en “Uno de los nuestros”, de 16 a 18.

Noticias: ¿Por qué trabaja tanto?

Jonatan Viale: Un poco porque lo mamé de mi viejo; otro, porque si no lo hago ahora, ¿cuándo?, salvo que esté en juego la salud; y porque lo disfruto, qué querés que te diga. Me encanta traducirle a la gente los temas, que lleguen a todos.

Noticias: Formado en el discurso académico, hace televisión y radio: ¿no le costó adaptarse a esos tiempos cortos para el análisis?

Viale: Velocidad, vértigo e impacto: eso hay que tener en la tele y lo entendí. Pero me gusta desarrollar los temas y eso se puede hacer mejor en la radio, hay profundidad sin gritos. En la tele te obligan a apurarte y, si no, te sacan. Me gustaría que los programas no tuvieran el minuto a minuto, por lo menos los periodísticos, porque eso está matando al periodismo. Se vio con el caso de Ángeles (Rawson) que había que llenar y se dice cualquier cosa. Si el productor ejecutivo ve que la cosa da rating, te dice “seguí” y eso no hace bien porque a veces ya no hay nada para decir. O al revés: el tema está buenísimo pero si no mide, se saca.

Noticias: ¿Cómo lo pasó en el colegio a fines de los `90, cuando su padre conducía el programa más polémico de la tevé?

Viale: Mal. Pésimo. Horrible. Era un chico de 15 o 16 años y a mi papá le decían menemista, farjatista (por Samantha Farjat), leparquista (por la torre Le Parc donde vive) y a mí me entraban la balas porque era chico, había bromas pero también había envidia y mala fe. Con el tiempo me fui curtiendo. Contestaba, puteaba, a veces me callaba y hacía el que no me molestaba; otras terminaba a las trompadas, como todo adolescente.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1910 de la revista NOTICIAS.