Sociedad / 13 de marzo de 2014

“El Papa es impredecible”

Omar Bello, el autor de “El verdadero Francisco”, revela los puntos vulnerables del Pontífice. Manipulación, marketing personal y estrellato.

Revelación. El publicista y filósofo narra en su libro, editado por NOTICIAS, al hombre detrás del poder y la santidad.

En tiempo récord, el Papa logró una dimensión sacra: el mundo se rinde a sus pies seducido por su simbología austera y él no para de ganar popularidad entre fieles propios y ajenos. Pero ¿quién es Francisco, el hombre, el dueño de una personalidad sinuosa que oscila entre el poder y la santidad? Omar Bello, el filósofo que más lo conoce, se anima a transitar un camino anticíclico para retratar el lado B del Sumo Pontífice en un libro revelador “El verdadero Francisco”, editado por NOTICIAS. En esta entrevista, alerta sobre la mirada superficial que existe sobre su figura y sobre el peligro de las alfombras rojas. Por qué la frivolización de su papado pone en riesgo su misión.

Noticias: En el libro usted muestra al Papa como nunca. ¿Cómo podría definir el lado B de Francisco?

Omar Bello: Las personas queremos creer en cuentos de hadas y, en el largo plazo, esa tendencia es un problema. Francisco es una personalidad enorme, pero es un hombre con virtudes y defectos como cualquiera. Se lo nombra hombre del año antes de que el año termine, y esa mirada superficial sobre su figura y personalidad es lo que el libro trata de contrarrestar. La mejor manera de ayudarlo a hacer un buen papado es mirarlo con ojos de adulto.

Noticias: ¿Pero cuáles son los rasgos de la personalidad del Papa que nadie quiere mostrar y que usted conoció?

Bello: No es querible para muchas personas porque lo acusan de manipular con las emociones. Y eso es lógico para cualquiera que busque cambiar algo en serio. Si lo ama un mundo en decadencia tenemos problemas. Acá se hizo grande por ganar enemigos, no por salir en las revistas.

Noticias: Quien llega a un lugar a nivel mundial como este, siempre tiene un gran manejo de la política y del poder. ¿Cómo se da esto en el Papa que usted conoce? ¿Está bien o mal que esta cualidad exista en alguien que los fieles ven como una persona inmaculada?

Bello: A Francisco le gusta el poder y sabe cómo manejarlo. Creció en el contexto de una estructura donde no es fácil llegar y en la que deben sortearse miles de trampas, incluso muchas veces hay que pelear para hacer el bien. Sé que a los fieles no les gusta que se destaque esta parte del Santo Padre. Sin embargo, ¿por qué no pensar que viene de Dios? Es decir, que Dios le dio una mundanidad para que cambie ese sistema copado por “expertos” igual que él. Desde el punto de vista filosófico, Francisco es un gran enigma. Puede llegar a la santidad por un camino mundano.

Noticias: ¿Qué cree que Francisco tuvo que resignar para llegar al Vaticano?

Bello: Todo. Es un hombre que se deshizo de todas las cargas. No tiene ninguna y ese andar liviano es lo primero que uno advierte. Semejante desprendimiento a veces da la sensación de frialdad, y eso es lo que marcan en secreto muchos de sus colaboradores.

Noticias: ¿En qué advierte esa frialdad?¿Puede darnos un ejemplo?

Bello: Hay varios en el libro. Situaciones cotidianas en las que sorprende por su capacidad de tomar distancia en pocos segundos y volverse casi un “desconocido”.

Noticias: ¿Usted cree que Francisco construye su imagen de Papa transgresor deliberadamente o simplemente es coherente con lo que piensa?

Bello: Creo que lo último que busca Francisco es ser transgresor. Lo que hace coincide con su forma de ver el mundo. Pero es conservador, no revolucionario. Siempre digo que tiene la delicadeza de cerrar aquello que considera excesivo, no de eliminarlo. Lo que hizo con las habitaciones papales es un buen ejemplo de su conducta: él las cerró, mañana otro podría abrirlas.

Noticias: ¿Hay un Papa público y otro privado?

Bello: Sí. Francisco le debe obediencia a la Iglesia, y por tal motivo acompaña como puede ciertas cosas que no le gustan pero constituyen el día a día papal. Hay barreras que sólo unos pocos pasan, él decide cuándo, cómo y por qué.

Noticias: ¿A qué tipos de barreras se refiere?

Bello: Cambios en serio. Por ejemplo que comulguen los divorciados.

Noticias: Si tuviera que describir al Papa intimista que usted conoció con tres calificativos, ¿cuáles usaría?

Bello: Carismático, duro y divertido.

Noticias: ¿Podría decirse que en la Iglesia argentina le tienen miedo?

Bello: Todavía están muy sorprendidos como para tomar posición. Pero sin duda están más cerca del temor.

Noticias: ¿Por qué le temen?

Bello: Porque es impredecible. Nadie sabe lo que hay en el corazón de un jesuita…

Noticias: En la Iglesia argentina, ¿están todos contentos con la llegada de Francisco al Vaticano? ¿Qué le critican en silencio?

Bello: Aunque nadie lo dice hay muchos de sus colegas que no están nada contentos. Si tuviera que seleccionar una crítica masiva es la que ya mencioné: la capacidad de manipulación emocional que le atribuyen.

Noticias: ¿Me puede dar un ejemplo de esa capacidad de manipulación?

Bello: Muchos de sus colaboradores ven en él a un padre y de golpe se encuentran con un jefe, o se enteran por terceros de cosas que comentó…

Noticias: ¿Qué es lo que más lo sorprende del Papa como persona? ¿Y en su gestión?

Bello: Como persona, sin duda, el carisma. En cuanto a su gestión, nunca se sabe bien qué decisión tomará. Es un gran distractor que, por lo general, crea comisiones mientras hace lo que le parece.

Noticias: Sin embargo, ya se metió con el Banco Vaticano. ¿Esto fue una sorpresa para usted? ¿Hasta dónde cree que va a llegar?

Bello: Yo le gané una apuesta a un hombre muy cercano a él que aseguraba que cerraría el banco. Bueno, no lo cerró. Creo que sus cambios serán muchos pero todos prudentes. No es un revolucionario aunque sí un hombre moderno y con cabeza amplia. Va a tratar de operar sin dañar ningún órgano central. Parecido a su gestión criolla.

Noticias: En un momento en el que hay una tendencia mundial a idolatrar a Francisco, ¿cómo se animó a escribir un libro contracíclico, en el que plantea un costado más polémico de su figura?

Bello: Francisco me dio su última entrevista antes de ser Papa, cuando era un cadáver político y nadie se interesaba por él. Me animé por dos cosas. Primero, creo que se lo debo. Cuando publiqué aquella entrevista me llamó para decirme que, según me conocía, había sido demasiado bueno con él. Fue un reproche y no un cumplido. Por otra parte, trabajo para la Iglesia: decir la verdad era un desafío periodístico en un tiempo donde todos parecen cuidar a los “jefes” de los lugares donde trabajan.

Noticias: ¿No cree que esto puede tener consecuencias negativas en su relación con el Papa?

Bello: Si así fuera sería ante todo una gran decepción. Y, a decir verdad, dado que el libro está escrito con conciencia crítica pero cariño y respeto por su figura, no me importaría demasiado. En todo caso sería un problema laboral porque, como dije, yo trabajo dentro de la Iglesia. Ahora, como me dijo un obispo amigo, ¡si te excomulga será un éxito!

Noticias: ¿Alguna vez Francisco le habló del lobby gay como acaba de denunciar en el Vaticano?

Bello: Él no, incluso fue un cardenal que si bien no estuvo a favor del matrimonio, sí intentó que la Iglesia no se pusiera en contra de las uniones civiles. Pero no pudo lograrlo ya que no tuvo consenso. Mucha gente habla del tema dentro de la Iglesia, incluso de la Iglesia argentina. Y lo hacen con nombre y apellido.

Noticias: ¿Con qué nombres?

Bello: Se dice el pecado y no el pecador.

Noticias: ¿Usted cree que Francisco descubrió el lobby gay cuando llegó al Vaticano?

Bello: Creo que descubrió la necesidad de decir eso, no el lobby en sí. Así es él.

Noticias: Francisco es un Papa que basa su gestión en símbolos como cuando dijo que “no quiere curitas ni monjas en autos caros”. ¿Esto es marketing o convicción?

Bello: Es convicción. En ese sentido no hay diferencias entre lo público y lo privado. Eso sí, sabe que sus dichos caerán como dardos, en especial porque no todos los sacerdotes hacen votos de pobreza. Pero no hay duda de que cree en eso como actitud personal. Claro que de ahí a que lo institucionalice a nivel Vaticano hay mucha distancia.

Noticias: Como hombre de la publicidad, ¿cree que Francisco es el Papa más marketinero de la historia?¿Qué consejos de imagen le daría?

Bello: Se los pediría. Sabe muy bien dónde golpear, cómo y cuándo. Por otro lado conoce a la perfección el efecto de sus actos. El único problema que debe enfrentar es que no tiene experiencia en el extranjero ya que toda su carrera es local, y lo alertaría sobre los peligros de caer tan bien demasiado rápido. Su riesgo mayor, hoy por hoy, y espero decírselo cuando lo vea, es la buena imagen que ganó en tan poco tiempo. Todas las construcciones serias llevan trabajo, y el afecto rápido lo deja muy cerca de la decepción, en especial con los católicos más light que esperan mucho de él.

Noticias: Esto quiere decir que usted no espera mucho…

Bello: En particular y como todos los que estuvimos cerca de él, esperamos cualquier cosa. No hay que olvidar que el desconcierto es su arma más usada…

Noticias: ¿Cree que de manera solapada la Iglesia, de la mano de Francisco, se va a meter en la campaña electoral argentina?

Bello: Creo que va a ser al revés. Me parece que con Francisco allá, todos se cuidarán el doble y evitarán influir.

Noticias: ¿Por eso cree que visitará Brasil y no la Argentina?

Bello: Puede ser para evitar mezclarse en política, y ver a algunos personajes de la Iglesia que seguro prefiere esquivar.

Noticias: ¿A quiénes?

Bello: Al sector conservador y derechista que lo ninguneó por años y estuvo a punto de ganarle.

Noticias: Francisco desprecia el culto a su personalidad pero acaba de consagrarse como el hombre del año en la revista Vanitiy Fair. ¿Cómo se compatibiliza esto?

Bello: No es su culpa. Aunque tiene que hacer algo para poner un límite a la frivolización de su figura. Y tiene que hacerlo allá, recordemos que, en la Argentina, por comportarse igual cosechó enemigos. Me parece que le están tendiendo una alfombra roja muy peligrosa.

Noticias: ¿por qué peligrosa? ¿Y cómo podría poner límites a esa frivolización de la que habla?

Bello: Creo que todavía no dimensiona el daño que le hace entregarse al estrellato sin protestar ni poner límites porque lo convierte en un objeto de consumo que va en contra de lo que él mismo predica. Él quiere ser un mártir y no una estrella de rock.

Noticias: ¿Cree que Francisco leerá su libro?

Bello: Mi idea es acercárselo en persona. De no ser posible en el corto plazo se lo haré llegar pronto por algún conocido.