Política, Sitios Externos / 14 de mayo de 2014

El aguante cultural del fin de ciclo K

Premio a la militancia oficialista en pleno ajuste económico: llegó Parodi y se presentó el libro sobre Máximo.

Por

Cristina Kirchner recibió la semana pasada a Teresa Parodi.

El Gobierno vuelve a apostar a la cultura para llegar con oxígeno al 2015. En medio del ajuste, la Casa Rosada le ofreció dos galletitas a la militancia K. El miércoles 7, asumió como ministra de Cultura la cantante Teresa Parodi, de buena sintonía con La Cámpora.

“Es un equipo muy joven e interesante el que ya viene trabajando. Voy a trabajar codo a codo con ellos”, dijo al asumir, blanqueando que el área ya estaba copada por La Cámpora que logró echar el ex secretario de Cultura, Jorge Coscia. Y el lunes 5, se presentó oficialmente en la Feria del Libro “Fuerza Propia”, la oda oficial a La Cámpora y a Máximo Kirchner escrita por Sandra Russo.

ODA. Larroque y Morales en la presentación del libro de Sandra Russo. Poco público.
ODA. Larroque y Morales en la presentación del libro de Sandra Russo. Poco público.

La llegada de Parodi a Cultura fue bien recibida en la agrupación juvenil K. En los hechos, ya venían controlando la secretaría desde hace un mes y medio, cuando asumió como subsecretario Franco Vitali, un camporista que responde al diputado Andrés “El Cuervo” Larroque. Vitali fue el encargado de desgastar a Coscia.

Cristina Fernández apuesta a que La Cámpora maneje a través de Cultura el relato oficial. Sabe que en medio de un clima de ajuste y malas noticias necesitará de shows y buena onda para maquillar la crisis. En el acto de asunción de Parodi hubo un desfile de actores dispuestos bancar el modelo en su etapa final. Estuvieron Pedro Aznar, Lito Vitale, Víctor Heredia, Sandra Mihanovich, Gerardo Romano, Javier Calamaro y Alejandra Darín, entre otros.

La presentación del libro de Sandra Russo también fue en la misma sintonía. Contó con la presencia de Larroque y del relator ultraoficialista Víctor Hugo Morales. Y todo pareció apuntar a resaltar la importancia de La Cámpora, que promete seguir existiendo después del 2015.