Política / 29 de mayo de 2014

Alicia K 2015, el plan Muletto

Por

REPOSO. Alicia dio una teleconferencia sentada por su lesión en el pie. Su instalación sigue a toda marcha.

Cuando Cristina Fernández llegó hasta la casa de su cuñada, Alicia Kirchner la esperaba sentada. Una lesión en su pie obliga a la ministra de Desarrollo Social a evitar apoyar el pie desde hace un mes. Fue una visita familiar, donde la política pasó a segundo plano, y les permitió ponerse al día con las fotos de sus nietos. Todavía no estaban pegados los afiches y los pasacalles con la leyenda “Alicia Kirchner 2015” en la Ciudad de Buenos Aires y en las rutas bonaerenses. No era el momento para una conversación sobre el futuro político. Ahora sí lo es.

Alicia logró impacientar a precandidatos del kirchnerismo que buscan la bendición de Cristina. En el entorno de ministra de Desarrollo Social aseguran con aire ingenuo que no saben quiénes mandaron a hacer los afiches. Tampoco quiénes son los integrantes de La Suipacha, la organización que se adjudica el cartel. Pero todas las miradas apuntan a la Casa Rosada.

Los colaboradores de la ministra aseguran que un desembarco en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia implica un desembolso importante de dinero. “Es posible que la jueguen el año que viene, por qué o? Sería una gran candidata”, explican erca de la funcionaria.

¿EVENTUALES SOCIOS? Alicia tiene una buena sintonía con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, poco trato con Sergio “el Pato” Urribarri y una muy mala relación con Florencio Randazzo.

Con perfiles opuestos, el vínculo entre ambos ministros se quebró hace años y la antipatía es mutua. Si bien Alicia es la madrina de la agrupación La Kolina, es una fuerza que nunca despegó. Tiene trabajo en algunos sectores de la Capital Federal y el conurbano, pero no supo sentar las bases como sí lo hicieron La Cámpora y el Movimiento Evita, sus socios en Unidos y Organizados.

El fantasma de una instalación –con el aval de Cristina– ya es un hecho en las conversaciones del kirchnerismo. En la Casa Rosada ya empezaron a evaluar las eventuales candidaturas para la carrera hacia el 2015. El núcleo duro busca asegurar un garante para mantener lo que ellos denominan el modelo. Saben que la cuñada de la Presidenta tiene un valor diferencial para cualquier boleta. Es una Kirchner de pura cepa.