Política, Sitios Externos / 2 de marzo de 2015

Y sí, Lanata: sos noticia

El periodista-tanque del Grupo Clarín se enoja cuando esta revista se ocupa de su salud y su vida. Pero habla de eso en programas frívolos.

Por

Se sabe: Jorge Lanata es un personaje muy particular. Alguien tan multifacético que puede resultar a la vez sublime y brutal. Profundo y básico. Talentoso y berreta. Documentado y arbitrario. Vanguardista y autoritario. Acaso la probada genialidad de Lanata dependa de esa capacidad que tiene de ser aquello que, de un tiempo a esta parte, no parece poder tolerar en los demás: un tipo diverso, en technicolor, ni blanco-blanco ni negro-negro. Una persona como cualquiera pero, a diferencia de cualquier cualquiera, capaz de hacer y vivir cosas de las que se va a hablar con cierta connotación de clásico universal. Alguien extraordinario en sentido literal. Él mismo ha sabido construir con buen gusto (a veces no tanto) su propio mito y su propio marketing. Nadie antes que Lanata habló de las adicciones, las prácticas cuasi suicidas y las enfermedades de Lanata. Alguien que se inventó a sí mismo, en fin. Aunque sin despreciar, bien en el fondo, cierto, ayuditas ajenas. Lanata viene enganchándose con llamativa frecuencia en un espadeo público (y también privado) con NOTICIAS desde que, en mayo del 2013, esta revista tuvo la imperdonable “osadía” de… hacer una tapa con Sara “Kiwita” Stewart, su sostén para dejar las drogas, cuidarse un poco más y haber sobrevivido a la diabetes al punto de convertirse en lo que había prometido no ser jamás: un emblema y “tanque informativo” del Grupo Clarín. En aquella oportunidad, tras una extensísima y ofendidísima filípica lanatiana en la mañana de Radio Mitre, quien esto escribe salió al cruce de sus despropósitos con una columna titulada “Ay, Lanata” (ver http://noticias.perfil.com/2013-05-24-30203-ay-lanata/).
JL volvió a perder la compostura cada vez que se consignaron detalles de algo que también él había dado como primicia: su obligada decisión de someterse a un trasplante renal. La última vez había sido a fines de diciembre, cuando salimos con “Lanata: momento crítico” en la portada. Casi me vuelvo loco cuando me mandó este mensaje: “¿Están en una mini campaña para que el trasplante fracase?”. Preferí retirarme de cualquier discusión montada en estados de ánimo confusos. (Creo ser el mismo Edi Zunino que, en noviembre de 2011, cuando militantes K le tiraban piedras en actos públicos miéntras su deterioro de salud era notable, escribió “¡Viva Lanata!”. En una entrevista ad hoc de Marina Abiuso, JL dijo por primera vez que necesitaba trasplantarse. Agradeció la nota. La misma le dio a Luis Majul la idea de biografiar a Lanata, lo cual fue un suceso editorial y abrió el apetito a los directivos de Clarín.
Esta semana me sorprendí viendo (en una repetición nocturna) a Lanata hablando de su salud con Rafael Juli, cronista del programa de frivolidades faranduleras “Infama” , por América TV. Allí el periodista confirmó que está por trasplantarse; que lo hará en el país gracias a un donante vivo al cual apenas conoce y ya presentará en público; que está tranquilo y su familia está bien. Más me llamó la atención esta parte:
-¿Te llamaron de NOTICIAS para disculparse?
-No. Es más, me hicieron una guardia en Punta del Este la semana pasada yendo a diálisis. ¿Dónde está la nota?
– En que vende… Fuiste tapa y agotó, ellos están por la parte comercial.
-Sí, pero me parece que no es por ahí.
-¿Te das cuenta que acá sos como una star?
-Sí, está bien, pero hay cosas que no aportan nada. Yo quiero después del trasplante contar cómo es toda la historia, porque le va a servir a mucha gente.
Todo bárbaro. Salvo que NOTICIAS esta vez no le había puesto ninguna guardia (fueron las revistas “Pronto” y “Caras” las que sí lo hicieron). Y que, salvo las diferencias de formatos, audiencias y condescendencias, no se entiende qué cambia entre hablar de la salud de Lanata con Lanata en “Infama”, en NOTICIAS o donde sea.
“Sí, está bien” dice Lanata cuando un cronista de banalidades le dice “star”. Y acepta, a tono con los factores de poder que suele cuestionar, que NOTICIAS habla de él poco menos que por plata.
Querido Jorge: sos noticia, sos una star, sos el Panzer de Clarín. Y tenés todo el derecho del mundo a elegir dónde y con quién hablar. Por nuestra parte (y pese a que hace rato no vendemos más cuando sos tapa), lo de siempre: ¡Viva Lanata!