Menú

La crisis de un símbolo

Fernández Meijide se siente libre a sus 84 años de decir cosas políticamente incorrectas. Escribe, hace radio y cuida a su gata.