Política, Sitios Externos / 10 de abril de 2015

“KICILOVE” en problemas

Por

“Tomaron una declaración suelta y comenzaron a armar una campaña contra mí”, había denunciado hace unas semanas el ministro de economía Axel Kicillof ante la repercusión que tomó en los medios el papelón de no conocer los índices de pobreza en el país. Pero cuando el ministro creía que se había terminado el tema, fue María de las Mercedes D’Alessandro, doctora en Economía, ex compañera de militancia en Tontos pero no Tanto (TNT) en la Universidad de Buenos Aires (UBA), ex alumna y ex novia en sus años universitarios, la que salió a reavivar el debate. “Cómo vamos a conocer la ‘realidad de la pobreza’ sin indicadores para ver si la gente llega a comer lo que necesita o no?”, escribió en su cuenta de Twitter .
De pasado trotskista y feminista declarada, esta economista de 37 años, oriunda de Posadas, Misiones, dejó su provincia natal en 1996 para estudiar en la UBA la licenciatura en Economía. En los últimos años de la carrera, en el 2001, conoció a Kicillof, por entonces profesor en la facultad y tutor en el seminario de Integración y Aplicación de la carrera de Economía. Allí dirigió su tesis final. Pero la relación superó lo académico, y no solo se vincularon sentimentalmente, sino también compartieron la pasión por la militancia en la agrupación TNT, fundada en los ’90 por Kicillof.
Por aquellos agitados años, la pareja protagonizó un hecho violento en la facultad, luego de unas elecciones en las que TNT había ganado, pero que los radicales de Franja Morada no reconocieron. Los jóvenes se movilizaron y ahí comenzaron los ataques. Kicillof e Iván Heyn fueron dos de los agredidos. En ese momento, Mercedes decidió intervenir y atacó a paraguazos a uno de los agresores, quien le devolvió una piña que le sacó un diente a la chica. Finalmente intervino la Comisaría 5ª que retuvo a la pareja desde las 19 hasta las 5 de la mañana.
El presente. Hoy Mercedes comparte el interés que tienen algunos economistas como Augusto Costa y Sebastián Rubín por pasar música como DJ los fines de semana. Además, está casada con el doctor en neurociencias Pablo Polosecki, investigador en el Centro Rockefeller, en Nueva York, adonde se mudó en septiembre del 2013. Año en el que la ex de Kicillof ya había manifestado su gusto por la red social del pajarito para despacharse contra los funcionarios del Gobierno. Esta vez fue contra la subsecretaria de comercio Paula Español, amiga del ministro. “Detrás de esa gran sonrisa se esconde una bruja malvada”, había lanzado D’Alessandro, y el tuit generó tal malestar en el ambiente de los economistas K, que desde el Gobierno le pidieron que lo borrara.
Aquella vez cumplió, pero ahora está intratable. Si hasta se animó a dedicarle una serie de comentarios con nombre y apellido al ministro, a quien cuestionó su cambio ideológico. “Con respecto a la pobreza y los datos del INDEC le creo a Kicillof, pero al modelo 2008 que defendía trabajadores.” Fue por más: “Ojalá los fans de Kicillof fueran fans de él desde que tocaba en Cemento, allá en el 2008, denunciando la manipulación de datos del INDEC”. Cuidado con las ex.

En NOTICIAS de esta semana “La economía electoral”. Subsidios, tarjetas y voto cautivo.

Conseguí tu revista online