Menú
Sitios Externos, Sociedad / 21 de abril de 2015

Francisco responde: 0-800-Papa

Por

Alfredo Leuco festejaba su cumpleaños 60 junto a su círculo íntimo de amigos, en la localidad de San Pedro, cuando llegó a su celular un mensaje inesperado. “Te está llamando el Papa Francisco”, le comunicó el secretario privado del Sumo Pontífice. Dos días antes, el periodista le había escrito una carta abierta criticándolo con dureza por anunciar que recibiría a la presidenta Cristina Fernández en plena campaña electoral. Como no tenía señal, el Papa debió intentar varias veces para poder dialogar. La llamada duró alrededor de media hora y tuvo definiciones políticas, comentarios deportivos y ribetes sociales, muchos de los cuales Leuco guarda para sí. El agradecimiento del Papa por la crítica que le había realizado Leuco significó un guiño para el periodista, luego de que los medios oficialistas lo fustigaran por animarse a escribirle una misiva a la persona más influyente del mundo.“No lo esperaba. Creo que soy el vehículo que utilizó para mandar un mensaje sobre la libertad de expresión”, aseguró el conductor de TN y Radio Mitre.
No tan ocupado. Francisco es el jefe religioso de más de 1.200 millones de personas. Capaz de influir en el reestablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y de ocuparse de los grandes problemas del mundo, pero nunca abandona su pago chico con un estilo inédito: llama por teléfono o escribe cartas de puño y letra.
Dos semanas atrás, envió sus bendiciones en un video al cantante Cacho Castaña, quien aún se recupera de diversos problemas de salud. En el 2103, cinco meses después de haber sido designado Papa, Mirtha Legrand le cursó una invitación formal para traerlo a su programa. Francisco rechazó el ofrecimiento a través de una carta en la que aprovechó para confesarle que dos películas de la diva de los almuerzos lo habían marcado en su vida.
También le escribió a la conductora infantil Panam, luego de que ella perdiera su embarazo de ocho meses y medio de gestación; y a Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, tras recibir una camiseta del club de sus amores. En esa misiva, al tradicional “recen por mí” con el que suele concluir, le sumó un saludo y una bendición: “A todo el pueblo azulgrana”.
Su santidad no estuvo exento de críticas cuando le envió una carta a Pato Fontanet, ex líder de la banda Callejeros, quien está preso por la masacre de Cromañón. “Aunque estoy lejos, estoy cerca de ti y de la banda, como escuchando a la distancia lo que dicen”, tomó partido Francisco. Y recomendó: “Todo pasa, metele fortaleza”.
La inseguridad es otro de los terrenos en los que el Sumo Pontífice suele inmiscuirse. Son muchos los familiares de víctimas que recibieron su bendición y el intento de llevarles algo de paz. María del Carmen Gallego es la madre de María Cash, la joven desaparecida en julio del 2011, y esposa de Federico Cash, quien murió en un accidente de tránsito, mientras buscaba a su hija. Esta tragedia conmovió al Papa, que la llamó para expresar su pésame y brindarle fuerzas. Lo mismo le sucedió a la madre de Mariano Benedit, el financista que apareció muerto en Puerto Madero. Pero en ese caso el Sumo Pontífice debió insistir con el llamado: la primera vez la mujer le cortó pensando que era un chiste. “Señora, soy Francisco de nuevo. Por favor, no me corte” debió suplicar, en el segundo intento, el hombre más influyente del mundo.