Menú
Cultura / 5 de junio de 2015

50 sombras: el negocio continua

Por

50 sombras de grey
En julio llega "Grey", la cuarta entrega de la saga más exitosa de los últimos años.

Como si hiciera falta, a finales de julio, llega a la Argentina “Grey”, la cuarta entrega de la saga más exitosa de los últimos años: “Cincuenta sombras de Grey”. Después de tres libros que batieron todos los récords de ventas y una película ultra taquillera, la autora, E.L. James; decidió que a la historia le faltaba una vuelta de tuerca, el punto de vista del protagonista. Según ella, los lectores se lo pedían a gritos.

La saga lleva vendidos 125 millones de ejemplares en todo el mundo y se esperan para 2017 y 2018 los estrenos de las dos películas que completan la trilogía.

Grey, un millonario dominante, hermoso y enamorado, oscila entre el control y la atracción por la angelical Anastasia Steele. La peculiaridad de la saga estriba en la propuesta que Grey le hace a la protagonista: mantener con ella una relación de dominación, de tintes sadomasoquistas.

Logra ser aceptado. Principalmente, porque la idea suena muy peligrosa en teoría, pero en la práctica no pasa de ser un inocente juego erótico que cualquier pareja promedio podría intentar en su casa. Citando a Shakespeare, la saga podría llamarse también: “Mucho ruido y pocas nueces”. Y no parece que el cuarto tomo vaya a cambiar demasiado el rumbo de las cosas.

Seguí a Adriana en Twitter: @lorusso10