Política / 17 de junio de 2015

El tic de Carlos Zannini: su falsa modestia

En sus discursos, el candidato a vicepresidente de Scioli siempre utiliza el mismo recurso: intenta mostrarse como un hombre humilde. Video.

Por

zannini scioli

Carlos Zannini es un hombre de pocas palabras. En 12 años de gestión kirchnerista siempre estuvo en lo más alto del poder, en la mesa chica de la toma de decisiones, pero nunca dio una entrevista. Pero en los últimos años, sí se lo pudo escuchar en algún que otro acto militante donde lo elegían como uno de los oradores. Allí siempre improvisaba una falsa modestia que se repetía al principio de cada discurso. “Es muy difícil decir algo que no sobre. Les pido disculpas si mi discurso no está a la altura de las circunstancias”, eran las palabras mágicas que rompían el hielo y despertaban el aplauso.

Conocedor del universo K, y redactor de todos los decretos y escritos que firma la Presidenta, mide sus palabras como nadie. “Una vez más voy a estar por debajo de las expectativas”, se suele disculpar. “Teniendo los oradores que tienen, me traen a mí a que diga algunas cosas. No se me va a ser fácil”, se escuda. “El problema de hablar después de otro es que te van quitando las metáforas, te van quitando las oraciones, te van quitando las ideas y al final no sabés que mierda decir”, se confiesa con crudeza.

En el mundo K saben de sus dones como operador, armador y cerebro de la política oficial, pero el resto de los argentinos, poco conocen de esta figura crucial en la vida pública del país. Ahora como candidato a vicepresidente de Daniel Scioli deberá hablar más y exponerse. Por eso este video, es una aproximación para conocer al candidato y su tic: la falsa modestia.

Seguí a Rodis en Twitter: @rodisrecalt

En esta nota: