Opinión / 1 de septiembre de 2015

Crimen del country, la falla del sistema

La justicia calificó de “bajo riesgo” la agresión que denunció Claudia Schaefer. Dos semanas después fue asesinada por su ex marido.

Por

femicidio del country
Fernado Farré junto a Claudia Schaefer.

En la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de la Nación, los profesionales que atendieron a Claudia Schaefer calificaron de “bajo riesgo” la agresión que denunció la mujer. Dos semanas después, ella fue asesinada por su marido. ¿Qué falló? El sistema de evaluación de verosimilitud y, seguramente, las estadísticas de falsas denuncias.
La creación de la OVD fue fundamental, ya que hoy existe un espacio donde las mujeres pueden denunciar a su pareja. El problema es que, en divorcios en curso, suelen darse falsas denuncias de mujeres que buscan sacar al hombre de la casa y quedarse con los bienes. Estas estadísticas pueden interferir en al interpretación de quienes evalúan.
La denuncia siempre la hace una de las partes y no se tiene a la otra persona para contrarrestar lo denunciado. De esta manera, la verosimilitud del relato queda a criterio de los profesionales, que son humanos y pueden equivocarse. Estos errores tienen solución, solo habría que incorporar tests al protocolo, como el de Minnesota, que sirve para saber si la persona que denuncia es una paranoica que quiere afectar al marido; si es una víctima que está en peligro o si se trata de alguien que denuncia por primera vez porque tenía miedo o pudor, algo que suele darse en los niveles económicos altos.
Es importante destacar que la óptica de los psicólogos y psiquiatras de la OVD probablemente no sea la misma que la de los psiquiatras forenses, fundamentalmente en cuanto a peligrosidad, ya que no están tan habituados a detectarla. Quizá, este caso sirva para mejorar el protocolo de la OVD, que dejó a la luz las falencias en su sistema.

* Psiquiatra forense de la Justicia porteña.