Cine / 3 de agosto de 2017

El auge del humano

Por

★★★★ Filmada en tres países, lo que comienza en un suburbio argentino sigue en Mozambique y culmina en Filipinas. Sin construir una historia al estilo tradicional, el film –entrecruzando espacios y experiencias, mostrando el poder y las desventajas de la tecnología frente a una realidad en disolución– se abre camino hacia una reflexión sobre el mundo y sus habitantes más jóvenes. Sorprendente, cercana al collage de ideas y formas, es una película aparte de cualquier cinematografía.