Menú
Sociedad / 7 de septiembre de 2017

Sin avances: la investigación por el homicidio de Luis Emilio Mitre

La causa por la muerte de Luis Emilio Mitre está radicada en el Juzgado Criminal y Correccional número 32, a cargo de Santiago Quian Zavalía desde marzo del 2011. Es el tercer juez interviniente por cambios en la titularidad del tribunal (los anteriores fueron Ricardo Pinto y Carlos Bruniard).

El gran problema que tuvo la investigación es que cuando se le dio intervención a la policía, la escena del crimen había sido muy “manoseada”. Tras el hallazgo del cuerpo por parte de la empleada doméstica y el psicoanalista de la víctima, sus tres hermanos y sus respectivas parejas estuvieron reunidos en el departamento, junto al muerto, por unas cinco horas, antes de dar aviso del asesinato.

La primera linea de investigación apuntó a vinculaciones sexuales de Mitre (desde taxi boys a supuestos amantes). De hecho, los imputados pertenecen a ese entorno: Tomás González y Maximiliano García Galarce. Un tercer imputado, Gaspar Chiappetta, falleció. Pero las pistas se fueron diluyendo y cobró fuerza la idea de un crimen por encargo. Venganza, disputas por herencia y el control del diario, además de cuentas bancarias compartidas con familiares reemplazaron la hipótesis inicial. Pero a once años de la muerte violenta, los tiempos judiciales se siguen dilatando.